Microorganismos terrestres podrían vivir en Marte

6 de junio de 2010

En una región del extremo norte de Canadá se han descubierto unas bacterias que se alimentan de metano. Estos microorganismos, según algunos científicos, podrían guardar similitudes con hipotéticos microorganismos marcianos. Los investigadores han localizado a estas bacterias comiendo metano en una fuente de metano frío, situada en la isla Axel Heiberg en Canadá, y cuyas condiciones se asemejan a diversas áreas localizadas en Marte.
Esta fuente, llamada Lost Hammer, está tan salada que no se congela a pesar del frío reinante en la región. Además carece de oxígeno según explica el doctor Lyle Whyte de la Universidad McGill en Montreal. Hay, sin embargo grandes burbujas de metano que salen a la superficie. De hecho fueron estas burbujas las que llamaron la atención de los científicos que se dispusieron a investigar si su origen era geológico o biológico, y se preguntaron si alguna clase de vida podría vivir en unas condiciones hipersalinas a temperaturas extremadamente frías. En esta investigación participaron, aparte de investigadores de la Universidad McGill, científicos del National Research Council de Canadá, la Universidad de Toronto y el Instituto SETI.
"Nos sorprendió que no se encontraran bacterias metanogénicas que produjeran metano en Lost Hammer", dijo Whyte, "pero sí encontramos otros organismos anaerobios muy singulares. Organismos que sobreviven comiendo esencialmente metano y probablemente respirando sulfato de oxígeno".
Las recién descubiertas regiones con metano y agua helada en Marte tienen unas condiciones similares a las de la isla Axel Heiberg.
"El asunto clave de la investigación es que no importa de donde venga el metano. Tenemos agua salada muy fría, que puede contribuir potencialmente al sostenimiento de una comunidad microbiana, incluso en este duro ambiente extremo, añade".
"Hay lugares en Marte donde la temperatura alcanza unos relativamente cálidos -10 a 0º C y tal vez incluso por encima de 0 º C, y en Axel Heiberg, tenemos fácilmente hasta -50º C. Lost Hammer Spring tiene las temperaturas más extremas bajo cero y el ambiente más salino que hemos podido encontrar. Este lugar también proporciona un modelo sobre cómo un afloramiento de metano podría formarse en un mundo helado como Marte, proporcionando un mecanismo potencial para las recién descubiertas bolsas de metano marciano".

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar