Una estrella acreta materia de su propio exoplaneta

21 de mayo de 2010

Según los datos recogidos por el Espectrógrafo de Orígenes Cósmicos (COS) del Hubble, el exoplaneta más caliente conocido en nuestra galaxia, WASP-12b, también puede ser el planeta que antes termine sus días, ya que será consumido por su estrella anfitriona en un proceso irreversible.
Los astrónomos ya sabían que WASP-12b era un exoplaneta peculiar que orbita alrededor de su estrella con tanta fuerza que su atmósfera es sobrecalentada alcanzando valores de unos 1.500 grados Celsius y provocando que la geometría del planeta se asemeje a un balón de rugby retorcido y alargado. Esta forma se debe a que las fuerzas gravitacionales debidas a la proximidad del planeta a la estrella han estirado al planeta. Su atmósfera se ha expandido a una distancia equivalente a tres veces el radio de Júpiter. El planeta se encuentra atrapado en un remolino que lo hará caer sobre su estrella en tan sólo 10 millones de años.
El intercambio de materia entre dos estrellas, no es inusual, pero esta es la primera vez que se ha visto tan claramente en un planeta. "Vemos una enorme nube de material alrededor del planeta que se está escapando y que será capturado por su estrella", dice la jefa del equipo Carole Haswell, de la Open University. "Hemos identificado elementos químicos nunca antes vistos en planetas situados fuera de nuestro propio Sistema Solar".
WASP-12b fue descubierto en 2008 por el SuperWASP, en una encuesta automatizada que busca pequeñas alteraciones en el brillo de las estrella, como las producidas cuando un planeta pasa por delante del disco de estas. WASP-12b está tan cerca de su estrella que completa una órbita en tan sólo 1,1 días.
La sensibilidad del nuevo instrumento del Hubble, el COS, permite obtener mediciones de la luz de la estrella en longitudes de onda ultravioletas que revelan las líneas de absorción de elementos como el aluminio, el estaño y el manganeso que se hacen más pronunciados cuando el planeta transita por delante de la estrella, lo que significa que los elementos existen en la atmósfera del planeta, así como en la estrella. Por otra parte, el hecho de que COS pueda detectar estas características sugiere que la atmósfera caliente del planeta está muy extendida.
Además, las mediciones de COS han permitido a los astrónomos elaborar una curva de luz para mostrar con precisión la cantidad de luz de la estrella que es bloqueada durante un tránsito del exoplaneta por delante de su disco, lo que permite calcular su radio. El planeta extrasolar es un 40 por ciento más masivo que Júpiter y su atmósfera está tan deforme que su radio excede a su lóbulo de Roche, región del espacio alrededor del planeta en la que el material está gravitacionalmente atado a él. Por lo que este material que excede el límite de Roche del planeta puede escapar hacia la estrella, tal y como confirman las observaciones del Hubble.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar