Último intento para contactar con Phoenix

16 de mayo de 2010

Del 17 a 21 mayo, el orbitador Mars Odyssey de la NASA llevará a cabo una cuarta y última campaña de escucha para comprobar si el róver Phoenix Mars Lander ha vuelto a la vida, tras un duro invierno ártico marciano.
Durante ese período, Odyssey intentará captar una señal de Phoenix durante 61 vuelos sobre el punto en el que se encuentra el róver, cercano a la zona del polo norte de Marte. El orbitador no detectó ninguna transmisión de Phoenix en las anteriores campañas de febrero y abril, en las que realizó un total de 150 sobrevuelos.
En 2008, Phoenix completó su misión de tres meses analizando el hielo de Marte, el suelo y la atmósfera. El módulo de aterrizaje trabajó durante cinco meses antes de la que la luz solar redujera la energía hasta ser insuficiente para mantener el funcionamiento del módulo de aterrizaje. El robot funciona con energía solar y no fue diseñado para sobrevivir a través de la oscuridad y el frío de un invierno ártico marciano.
Sin embargo, en caso de que lo hubiera conseguido, la NASA Odyssey escuchará las señales previstas para el caso de que Phoenix haya logrado 'rescuitar' con el sol de primavera.
El norte de Marte experimentó su día de máxima luz solar, el solsticio de verano, el 12 de mayo, por lo que el Sol estará alto en el cielo por encima de Phoenix durante la cuarta campaña de escucha. Sin embargo, las expectativas de que esté enviando signos de vida siguen siendo bajas.
"Para ser exhaustivo, decidimos realizar esta sesión final en la época del solsticio de verano, en las mejores condiciones de temperatura y capacidad de poder de Phoenix", dijo Chad Edwards, ingeniero de telecomunicaciones y jefe del Programa de Exploración de Marte en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, en Pasadena, California.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar