Localizadas nubes de gas entre el plano y el halo de la Vía Láctea

31 de mayo de 2010

Un sorprendente descubrimiento revela la existencia de grandes nubes de hidrógeno gaseoso en abundancia por encima de nuestra galaxia, lo que ha proporcionado a los astrónomos una pista clave sobre el origen de estas nubes, las cuales juegan un papel importante en la evolución galáctica.
"La conclusión es que estas nubes constituyen el gas que ha sido eyectado fuera del plano de la galaxia por las explosiones de supernovas y también por los feroces vientos de las estrellas jóvenes recién nacidas de las zonas de intensa formación estelar", dijo Alyson H. Ford de la Universidad de Michigan. El equipo de investigación está formado por Ford y los colaboradores Felix J. Lockman, del Observatorio Nacional de Radioastronomía (NRAO), y Naomi Mclure-Griffiths, de la Instalación Nacional de Telescopios de Australia.
Estos astrónomos han estudiado las nubes de gas de dos regiones diferentes de la galaxia y han descubierto que se encuentran a una distancia de entre 400 y 15.000 años luz fuera del plano de la galaxia. El plano de la galaxia contiene la mayor parte de las estrellas y las nubes de gas de la Vía Láctea. Este plano, a su vez, está rodeado por un halo de gas que es el que los astrónomos están estudiando ahora.
"Estas nubes se detectaron por primera vez con el telescopio Byrd Green Bank de la Fundación Nacional de Ciencia, y son bastante desconcertantes",dijo Lockman. "Están en una zona de transición entre el disco y el halo y su origen todavía está sin aclarar".
Cuando los astrónomos compararon las observaciones de las dos regiones, vieron que una región contiene 3 veces más nubes de hidrógeno que la otra. Además, las nubes de esa región están, de promedio, al doble de distancia con respecto al plano de la galaxia.
La dramática diferencia, en su opinión, se debe a que la región con más nubes se encuentra cerca de la punta de la barra central de la galaxia, zona donde dicha barra se fusiona con uno de los brazos espirales más importantes de la Vía Láctea.
Esta es un área de intensa formación estelar, con muchas estrellas jóvenes cuyos potentes vientos pueden impulsar el gas fuera de la región. Las estrellas más masivas también estallan como supernovas, explosiones de material hacia el exterior. En la otra región que estudiaron, la actividad de formación estelar es escasa.
"Las características de estas nubes indican que son un componente importante de nuestra galaxia", dijo Lockman. "La comprensión de estas nubes es importante para entender cómo el material se mueve entre el disco de la galaxia y su halo, un proceso crítico en la evolución de las galaxias."
Las nubes se componen de gas de hidrógeno neutro con una masa media de unos 700 soles. Sus tamaños varían mucho, pero la mayoría miden unos 200 años luz de diámetro. Los astrónomos estudiaron alrededor de 650 de estas nubes en dos regiones muy distantes de la galaxia.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar