¿Cuántas estrellas binarias se pueden formar ?

21 de mayo de 2010


Aunque nuestro Sol es una estrella solitaria, no ocurre lo mismo con la mayoría de las estrellas de nuestra galaxia, que en realidad se encuentran acompañadas, constituyendo los conocidos sistemas binarios. Estas estrellas se encuentran unidas por un lazo gravitatorio que hace ambas giren alrededor de centro de masas del sistema.
Pero el origen de estos sistemas binarios aún sigue siendo un misterio en la astronomía. ¿Se forman a partir de la misma nube molecular o de diferentes nubes moleculares? ¿Se generan a partir de una misma nube que luego se divide en dos, dando lugar a la pareja de estrellas gemelas idénticas,al igual que los gemelos idénticos nacidos de un huevo?
Generalmente,los astrónomos creen que las estrellas dobles muy separadas entre sí, crecen a partir de dos nubes separadas, mientras que las estrellas binarias más cercanas, parten de una misma nube. Pero aún no se ha podido aclarar cómo funciona este último proceso.
Las nuevas observaciones del telescopio Spitzer de la NASA están actuando como sonogramas para revelar el proceso de nacimiento de estrellas dobles. El telescopio infrarrojo puede ver la estructura de las estrellas a través del denso polvo que envuelve a estas recién nacidas con un detalle sin precedentes. Estas envolturas de gas alimentan a las estrellas que crecen en su interior al caer el material sobre discos giratorios alrededor de las estrellas, haciendo que caiga este gas a su interior y las alimente.
La imágenes capturadas por el Spitzer revelan que las burbujas que envuelven a casi todos los objetos estudiados, un total de 20, son asimétricas. Los astrónomos creen que estas irregularidades podrían dar lugar al nacimiento de estrellas binarias.
"Vemos que las asimetrías detectadas en los discos de material denso que envuelven a estas protoestrellas tienen una escala de unas pocas veces más grande que el tamaño del Sistema Solar. Esto significa que los discos de acreción tienen más posibilidades de sufrir una fragmentación, lo que dispara la formación de las estrellas binarias", dijo John Tobin, de la Universidad de Michigan.
Todas las estrellas, tanto si son binarias, como si no, se forman a partir del colapso gravitatorio de la nube de polvo y gas, creándose bajo esta fuerza,la presión suficiente para que los átomos se fusionen y comience la fusión nuclear, marcando el nacimiento de una estrella.
Los teóricos han llevado a cabo simulaciones informáticas para mostrar que las envolturas irregulares pueden generar el nacimiento de estrellas dobles, ya que el material que cae hacia el núcleo de la nube se concentra en grupos, en una distribución no uniforme, sembrando la formación de dos estrellas en lugar de uno. Pero, hasta ahora, la evidencia observacional de este escenario no es concluyente.
Tobin y su equipo, inicialmente, no se propusieron poner a prueba esta teoría. Se encontraban estudiando los efectos de los yets que emiten las protoestrellas cuando se percataron de que casi todas las envolturas que envolvían a estos jóvenes astros eran irregulares. 17 de las 20 envolturas estudiadas era completamente irregulares. Las otras 3 no tenían tanta irregularidad, pero tampoco eran completamente esféricas. Muchas de estas envolturas ya eran conocidas por albergar sistemas dobles.
"Nos sorprendió mucho la prevalencia de las envolturas con estructuras asimétrica", dijo Tobin. "Y porque sabemos que la mayoría de las estrellas son binarias, estas asimetrías podría ser indicativo de cómo se forman estas parejas".
Spitzer es capaz de observar estas protoestrellas gracias a su visión infrarroja de alta sensibilidad,que puede detectar el brillo infrarrojo de las estrellas de nuestra galaxia. Las envolturas de polvo situadas alrededor de las protoestrellas crean la apariencia de una sombra en las imágenes de Spitzer.
"Tradicionalmente, estas envolturas se han observado en mayores longitudes de onda infrarroja donde el polvo frío es brillante. Sin embargo, estas observaciones, en general, tienen una resolución mucho más baja que las imágenes del Spitzer", dijo Tobin.
Un estudio adicional de estas envolturas,que analiza la velocidad a la que el material cae alas estrellas en formación, ya está en marcha usando telescopios de longitud de onda de radio. Si bien, aunque los astrónomos aún no pueden decir mirando la fotografía de una envoltura estelar que en un interior hay un sistema binario, este trabajo ofrece la posibilidad de adelantar en el estudio del nacimiento de estas estrella gemelas.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar