Sobre el origen de los jets de la galaxia NGC 1097

1 de abril de 2010

A unos 45 millones de años luz de distancia, en la dirección de la constelación de Fornax, un agujero negro está consumiento tan vorazmente todo aquello que ha penetrado en su horizonte de sucesos, que ha generado que el sector energético que lo rodea sea extremadamente caliente, a través de su interacción con el polvo, el gas y otras materias. Los astrónomos sospechan que el origen de esta gran cantidad de materia que engulle el agujero negro puede proceder de una galaxia enana que ha interaccionado con la original.
NGC 1097 pertenece a una clase especial de las galaxias llamadas Seyfert, que producen un tipo específico de espectro y que se cree que poseen un núcleo galáctico activo con un agujero negro masivo en su centro. Los chorros detectados en esta galaxia dejan pistas visuales y fotográficas que nos pueden ayudar a desentrañar si su origen procede o no de la propia galaxia. De esta forma, los científicos han estudiado los chorros de NGC 1097 para buscar una huella de gas de hidrógeno débil y han encontrado en el análisis una fuente de HI coincidente con un pequeño borde espiral o una galaxia irregular (NGC 1097B) situada a 12' al suroeste de NGC 1097, ubicada justo entre los dos jets.
Según James Higdon y John Wallin, la distribución de las emisiones de rayos X en los jets deja claro que estas dos emisiones no son colas de marea procedentes de ninguna de las dos galaxias en su interacción. Se descartó también que fueran zonas de formación estelar activa. Es decir, sólo quedaba la opción de que estos jets representaran los restos capturados de una galaxia enana perturbada que quedaron atrapados en el interior del horizonte de sucesos de agujero negro central de la galaxia mayor.


Los científicos realizaron simulaciones informáticas de la interacción de las dos galaxias y de la "alimentación" del agujero negro central de NGC 1097. Los resultados de estas simulaciones estaban en consonancia con los resultados de las observaciones. Estos jets, a su vez, han generado un estallido de formación estelar allí donde interaccionan con el polvo galáctico de NGC 1097.


Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar