Se logra fotografiar el objeto que eclipsa a Epsilon Aurigae

9 de abril de 2010

Si bien las estrellas binarias eclipsantes no son algo único  e inusual, la manera en la que Almaaz  o Epsilon Aurigae se desvanece y vuelve a recuperar su brillo es inimitable y no se ha podido comprender aún totalmente su mecánica después de más de 175 años de estudio.
Una de las teorías que se han presentado dice que puede tratarse de un disco opaco, que se ve casi de canto, el que eclipsa la estrella primaria.
Las nuevas imágenes de un instrumento desarrollado en la Universidad de Michigan parecen confirmar esa teoría.
“Es sorprendente que pudiésemos capturarlo”, dijo John Monnier de la UM. “No hay otro sistema conocido similar a éste. Además, parece estar en una rara fase de la vida estelar. Y está muy cerca de nosotros”.
Epsilon Aurigae experimenta un eclipse de dos años de duración que se produce cada 27,12 años. El eclipse actual comenzó en agosto de 2009 y los astrónomos aficionados y profesionales han aprovechado esta oportunidad para observar este fenómeno.
Monnier lideró el desarrollo del instrumento Michigan Infra-Red Combiner (MIRC), que utiliza interferometría para combinar la luz que entra en cuatro telescopios en la matriz CHARA en la Universidad Estatal de Georgia, y la amplifica de modo que parece que hubiese llegado a través de un dispositivo 100 veces más grande que el Telescopio Espacial Hubble.
El MIRC permitió a los astrónomos “ver” por primera vez el objeto que produce el eclipse.
El objeto que eclipsa a la estrella primaria es oscuro —casi invisible— y sólo se lo ve cuando pasa por delante de Epsilon Aurigae, la quinta estrella más brillante de la constelación Auriga. Como los astrónomos no han observado luz proveniente de él, una teoría planteada era que el objeto era un agujero negro de masa estelar. Pero no se detectó ningún tipo de radiación característica de estos objetos que lo confirmara.
Así que la teoría aceptada hoy en día califica al objeto como una estrella más pequeña orbitada por un grueso disco de polvo que se ve de canto. La teoría sostiene que la órbita de este disco debe estar, precisamente, en el mismo plano que la óbita del objeto oscuro alrededor de la estrella más brillante, y todo esto ocurre en un plano ventajoso para la Tierra. Por poco probable que sea esta propuesta,  explica las observaciones.
Las nuevas imágenes muestran que éste parece ser el caso. Se puede ver pasar una nube geométrica delgada, oscura, densa, pero parcialmente traslúcida por delante de Epsilon Aurigae.


“Esto realmente muestra que las hipótesis planteadas estaban en lo cierto, a pesar de la escasa probabilidad”, dice Monnier,  ”el disco parece mucho más plano de lo que sugieren las recientes observaciones con el Telescopio Espacial Spitzer”.
Si bien la “película” del disco que pasa por delante de la estrella se parece misteriosamente a los anillos de Saturno, Monnier no cree que el objeto sea como un sistema de anillos.
“Los sistemas de anillos son siempre, en general, de una muy baja densidad  y no tienen espesor óptico”,  dijo Monnier , “Además, los sistemas de anillos no tienen prácticamente nada de gas y se ubican en capas extremadamente finas. Estos dos factores hacen muy improbable que el polvo en Epsilon Aurigae esté en forma de un ‘anillo’, porque no sería capaz de absorber por completo tanta luz de la estrella durante el eclipse. Fuera de esto, no sabemos mucho acerca de la distribución: podría haber algún agujero central, como lo indica el aumento del brillo de la estrella durante la mitad del eclipse que se ha visto en el pasado.”
En cuanto a por qué este objeto es tan oscuro, Monnier dijo:
“En esta época estamos viendo la parte de atrás, que no puede reflejar nada. Esperamos que algo de luz se disperse en otros momentos de la órbita y valdría la pena observarlo, pero requiere una alta resolución angular y un rango dinámico muy alto. Tenga en cuenta que el disco no está completamente a oscuras, en la década de los 80 se vio el brillo infrarrojo de los granos de polvo, y más recientemente, en un artículo que reunía los resultados del telescopio espacial Spitzer ”
El MIRC también ha permitido que los astrónomos observen por primera vez la forma y  las características de la superficie de las estrellas. Previamente, las estrellas eran meros puntos de luz, incluso con los telescopios más grandes y potentes.
“La interferometría ha hecho realidad las imágenes de alta resolución de objetos distantes”, dijo Fabien Baron, un investigador post-doctorado en la UM que ayudó con las imágenes en este estudio. “Es más probable que esto resuelva muchos misterios, pero también plantea muchas  preguntas nuevas.”
Los nuevos hallazgos se publican en la edición del 8 de abril de Nature.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar