Observación de Mercurio a simple vista

3 de abril de 2010


Estos días tenemos una buena oportunidad para poder contemplar al escurridizo planeta Mercurio al anochecer. Su localización no tiene dificultad, ya que se encuentra muy cerca del inconfundible Venus, que brilla más que cualquier otro astro del cielo. Mercurio se nos muestra como una estrellita de color amarillo claro en el crepúsculo de la tarde. Para la observación de ambos planetas se recomienda observar 30 minutos después del ocaso, en un lugar con el horizonte occidental despejado.
Mercurio se situará en su posición más alta en el cielo el 8 de abril, cuando se encuentre más alejado del Sol. Aparecerá a unos 12º por encima del horizonte 30 minutos después de la ocultación del Sol.
Mercurio orbita más cerca del Sol que cualquier otro planeta, por lo que, desde nuestra perspectiva en la Tierra, nunca se aleja del resplandor solar, lo que dificulta mucho su observación. Incluso en su mejor momento, el planeta más interno se encuentra bajo en el oeste poco después de la puesta del Sol, o bajo en el este antes del amanecer. Nunca ha estado lo suficientemente lejos del Sol como para aparecer en un cielo totalmente oscuro.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar