Más sobre la Nebulosa Pata de Gato

21 de abril de 2010


La Nebulosa Pata de Gato, o NGC 6334, es un enorme vivero estelar, es decir, el lugar de nacimiento de cientos de estrellas masivas. El ESO acaba de hacer pública una nueva imagen tomada con el telescopio VISTA que trabaja en el visible y en el infrarrojo. En el visible no podemos contemplar algunas estrellas jóvenes porque están cubiertas de polvo que afortunadamente sí son detectadas por el infrarrojo. En enero, el ESO ya hizo pública una imagen de esta nebulosa tomada únicamente en el espectro visible. Podéis consultar la noticia en este enlace. Ahora nos presentan una imagen obtenida en el infrarrojo. En la fotografía que ilustra esta noticias podéis apreciar a NGC 6334 en el infrarrojo. Abajo a la izquierda tenéis una comparación de la nebulosa fotografiada en el visible (color rojo) y en el infrarrojo, en la que se pueden percibir cláramente sus diferencias. Y por último, abajo en la derecha, podéis ver detalles de la fotografía capturada en el infrarrojo.
Hacia el corazón de la Vía Láctea, a 5.500 años luz de la Tierra, en la constelación de  Escorpión, la Nebulosa Pata de Gato se extiende 50 años luz de largo. En luz visible, el gas y el polvo son iluminados por estrellas jóvenes calientes, creando las extrañas formas rojizas que le dan al objeto su apodo. La luz visible tiende a ser dispersada y absorbida por el polvo interestelar, pero el polvo es casi transparente a la luz infrarroja.
Tras obtener recientemente una imagen en el visible de gran detalle con el Wide Field Imager del ESO (WFI,) en el Observatorio La Silla, los astrónomos decidieron estudiar esta nebulosa, y para ello precisaban de una imagen de calidad tomada en el infrarrojo, ya que NGC 6334 es uno de los viveros más activos de estrellas masivas de nuestra galaxia.
 VISTA tiene un espejo principal de 4,1 metros de diámetro y está equipado con la cámara infrarroja más grande ubicada en cualquier telescopio. Comparte las condiciones de visualización espectaculares con el Very Large Telescope del ESO (VLT), que se encuentra en una cumbre cercana. Con este poderoso instrumento a su disposición, los astrónomos están interesados en ver los colores del parto de las grandes estrellas jóvenes en la nebulosa Pata del Gato. Agunas de estas estrellas poseen  casi diez veces la masa del Sol. La vista en el infrarrojo es notablemente diferente de la de la luz visible, ya que el polvo oscurece la vista mucho menos, lo que permite aprender mucho más acerca de cómo se forman estas estrellas y cómo se desarrollan en sus primeros millones de años de vida. El campo muy amplio de VISTA permite explorar en una sola toma toda la región de formación estelar con mucha mayor claridad.
La imagen de VISTA está llena de innumerables estrellas de nuestra Vía Láctea, y cubierta con espectaculares zarcillos de polvo oscuro que se ven aquí plenamente por primera vez. El polvo es lo suficientemente grueso en algunos lugares para bloquear incluso la radiación del infrarrojo cercano en el que la cámara de VISTA es sensible.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar