M81 arroja luz sobre la formación de las galaxias

28 de abril de 2010

La teoría actual más aceptada afirma que las galaxias se forman a partir de la fusión y la acumulación de muchas galaxias más pequeñas que orbitan dentro de una esfera de influencia gravitatoria.
M81 es una de las galaxias más brillantes que puede nverse desde la Tierra. Se encuentra en la constelación circumpolar de la Osa Mayor.
Observaciones con la primera cámara de enfoque del telescopio Subaru (Suprime-Cam), han revelado la existencia en la galaxia M81 de una estructura extendida que puede constituir la clave para entender la formación de las galaxias. Esta estructura podría ser el halo de M81. Hasta ahora los telescopios terrestres sólo habían podido contemplar estrellas de los halos pertenecientes a la Vía Láctea y a Andrómeda. Gracias a la proximidad de M81 y de su parecido con la Vía Láctea podemos estudiar la historia de nuestra galaxia estudiando el halo de M81, y conocer así también la evolución que sufren las galaxias espirales.
La teoría más aceptada dice que las galaxias se forman a partir de la fusión y acumulación de muchas galaxias más pequeñas que se encuentran dentro de una esfera de influencia gravitatoria. Esta caótica evolución deja un rastro que constituye un halo de estrellas alrededor de las galaxias espirales masivas como la Vía Láctea. Los resultados que se obtengan del estudio de M81 tal vez puedan confirmar definitivamente esta hipótesis.
El espejo primario de 8,2 metros del Subaru es el instrumento que nos puede proporcional los datos necesarios para resolver esta cuestión. Es capaz de resolver las estrellas individuales que se encuentran en el halo de M81.
Aunque la distribución espacial de las estrellas de halo se asemeja a la de la Vía Láctea, se aprecian ciertas diferencias. La medición de la luz total de todas sus estrellas y el análisis de sus colores estima que el halo de M81 podría ser varias veces más brillante y contener materiales más pesados que el halo de la Vía Láctea. Estas diferencias plantean unas cuestiones interesantes: ¿Necesitamos ampliar nuestra definición de halo? ¿Tiene el halo de M81 una historia muy diferente a la del halo de la Vía Láctea? ¿Estas diferencias se deben a que M81 ha canibalizado más galaxias pequeñas a lo largo de su historia?
Independientemente de las respuestas a estas preguntas los resultados que se obtengan de esta investigación constituirán una paso más para la comprensión de estas estructuras complejas alrededor de las galaxias.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar