LUCIFER mostrará a los astrónomos cómo nacen las estrellas

27 de abril de 2010

El nuevo instrumento instalado sobre el Gran Telescopio Binocular (LBT) es una potente herramienta que logrará espectaculares visiones del Universo.
Un nuevo instrumento creado para el telescopio óptico más grande del mundo, el Gran Telescopio Binocular (LBT) en Mount Graham, permitirá a los astrónomos observar los objetos más tenues y lejanos del Universo.
Los socios del LBT en los Estados Unidos, Alemania e Italia anunciaron el 21 de abril que las dos nuevas e innovadoras cámaras/espectrógrafos de infrarrojo cercano para el LBT están actualmente disponibles para observaciones científicas en el telescopio de Mount Graham en el sureste de Arizona.
Tras más de una década de diseño, fabricación y pruebas, el nuevo instrumento, conocido como LUCIFER 1, proporcionará una potente herramienta para lograr espectaculares vistas del Universo, desde la Vía Láctea a  galaxias lejanas. Un instrumento gemelo idéntico se desplegará en el telescopio a principios de 2011.
“Con el gran poder de recolección de luz del LBT, los astrónomos serán capaces ahora de recopilar las huellas espectrales de los objetos más tenues y lejanos del Universo”, dijo el director del LBT Richard Green, profesor de astronomía en el Observatorio Steward de la Universidad de Arizona.
LUCIFER 1 y su gemelo se montarán en los puntos focales de los dos espejos gigantes del telescopio de 8,4 metros de diámetro del LBT. Cada instrumento se enfría hasta unos -213° Celsius para observar en el rango de longitudes de onda del infrarrojo cercano, fundamentales para comprender la formación de estrellas y planetas en nuestra galaxia así como para revelar los secretos de las galaxias más jóvenes y lejanas.
El innovador diseño de LUCIFER permite a los astrónomos observar las regiones de formación estelar, que actualmente están ocultas por nubes de polvo, con un detalle sin precedente.
El instrumento es muy flexible, combinando un gran campo de visión con una alta resolución. Proporciona tres cámaras intercambiables para imagen y espectroscopía en distintas resoluciones, de acuerdo con los requerimientos observacionales.
Los astrónomos usan la espectroscopía para analizar la luz entrante y responder a preguntas tales como la formación y composición de estrellas y galaxias. 

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar