Los microbios terrestres podrían contaminar la búsqueda de vida en Marte

29 de abril de 2010

La búsqueda de vida en Marte sigue siendo uno de los objetivos del Programa de exploración de Marte y de los institutos de astrobiología de la NASA. Para conservar los entornos originales, las cargas biológicas o “biocargas” -como los microorganismos- de las naves espaciales que se lanzan al planeta rojo se someten a procesos de esterilización, con el fin de impedir la contaminación de la superficie marciana.
A pesar de este trabajo de esterilización para eliminar o reducir la biocarga de las naves, recientes estudios han demostrado que diversas comunidades microbianas continúan con vida en el momento del lanzamiento. Gracias a la naturaleza estéril de las instalaciones de montaje de las naves espaciales, solamente las especies más resistentes sobreviven, como las del género Acinetobacter, Escherichia, bacilos, estafilococos y estreptococos.

Replicar las condiciones de Marte

Ahora, investigadores de la Universidad de Florida Central (EE UU) han replicado condiciones similares a las de Marte induciendo desecación, hipobaria (descenso de la presión atmosférica), bajas temperaturas e irradiación UV, según publican en la revista Applied and Environmental Microbiology.
Durante el estudio, que duró una semana, observaron que Escherichia coli -un potencial contaminante de las naves espaciales- podría sobrevivir, aunque no crecer, sobre la superficie de Marte si estuviera protegida de la radiación UV por finas capas de polvo o por las concavidades de la nave espacial.
“Si la supervivencia microbiana a largo plazo es posible en Marte, las exploraciones pasadas y futuras a este planeta podrían proporcionar el inóculo microbiano necesario para sembrar el planeta rojo de vida terrestre”, afirman los investigadores. “Por lo tanto, debería estudiarse una gran variedad de especies microbianas para caracterizar su potencial de supervivencia a largo plazo en Marte".

Comparte esta entrada

votar