Localizado un objeto misterioso orbitando a una enana marrón

9 de abril de 2010

Utilizando el Telescopio Espacial Hubble y el observatorio Gemini, los astrónomos han descubierto un objeto inusual orbitando alrededor de una enana marrón. Su descubrimiento podría alimentar un debate mayor acerca de qué constituye exactamente un planeta. El objeto gira alrededor de una enana marrón que se encuentra en una región de formación estelar situada en la constelación de Taurus, en una órbita de aproximadamente 3.600 millones de kilómetros, casi la misma distncia que separa a Saturno respecto del Sol . Los astrónomos dicen que el tamaño es adecuado para un planeta, pero que el objeto se formó en menos de 1 millón de años, la edad aproximada de la enana marrón. Este tiempo de formación de este supuesto planeta es lo que llama la atención de los científicos, ya que las teorías predicen que un planeta necesita más tiempo para formarse.
Kamen Todorov, de la universidad estatal de Pennsylvania, y su equipo, realizaron un estudio de 32 enanas marrones jóvenes en la región de Tauro. Las enanas marrones son objetos que normalmente tienen decenas de veces la masa de Júpiter, y son estrellas fallidas, demasiado pequeñas para sostener la fusión nuclear y brillar como lo hacen las estrellas. El objeto que ha llamado la atención de este equipo, orbita la enana marrón 2M J044144 y tiene de 5-10 veces la masa de Júpiter.
Con Plutón surgió el debate sobre cuán pequeño puede ser un objeto para poder ser considerado planeta. Con este nuevo descubrimiento surge un debate similar. ¿Cúan pequeño puede ser un objeto para ser una enana marrón en lugar de un planeta? El objeto que acompaña a la enana marrón estudiada está dentro del rango de masas observadas de los planetas alrededor de estrellas, pero una vez más, los astrónomos no están seguros de si es un planeta o la compañera de la enana marrón.


La respuesta está fuertemente conectada con el mecanismo por el cual es más probable que se haya formado la compañera. Tenemos tres posibles escenarios en los que el objeto se ha podido formar:
1. El polvo en un disco circumestelar se aglomera lentamente para formar un planeta rocoso 10 veces más grande que la Tierra, que luego acumula una gran envoltura gaseosa.
2. Una parte del gas del disco rápidamente colapsa para formar un objeto del tamaño de un planeta gaseosos gigante.
3. En lugar de formar un disco, se forma un compañero directamente por el colapso de la nube de gas y polvo en la misma forma que una estrella (o enana marrón).
Si la última hipótesis es la correcta, entonces este descubrimiento demuestra que los cuerpos de masa planetaria se pueden formar por el mismo mecanismo que se forman las estrellas. Esta es la solución más probable, ya que la compañera es demasiado joven para haberse formado por el primer escenario, que es muy lento. El segundo mecanismo se produce rápidamente, pero es probable que el disco alrededor de la enana marrón no contuviera suficiente material para formar un objeto con una masa de 5-10 masas de Júpiter.
La implicación más interesante de este resultado es que muestra que el proceso que forma las estrellas binarias se extiende hasta masas planetarias.
Si el misterioso compañero se formó por medio del colapso de la nube y de la fragmentación, como se forman los sistemas binarios estelares, entonces no es un planeta porque, por definición, los planetas se forman dentro de los discos.
La masa de este compañero se estima por medio de la comparación de su brillo con la luminosidad teórica que predicen los modelos evolutivos de los objetos de diversas masas para una edad de 1 millón de años.
Más evidencias de respaldo provienen de la presencia de un sistema binario muy cercano que contiene una pequeña estrella roja y una enana marrón. Los científicos creen que los cuatro objetos pueden haberse formado en el colapso de la misma nube, haciendo que éste sea, en realidad, un sistema cuádruple.
La investigación se publicará en el próximo número de The Astrophysical Journal.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar