Fotografiada una tormenta de rayos en Saturno

18 de abril de 2010

La nave espacial Cassini de la NASA ha captado imágenes de rayos en Saturno. Las imágenes han permitido a los científicos crear la primera imagen en movimiento que muestra relámpagos fuera de la Tierra.
Después de esperar años para que Saturno atenuará su brillo lo suficiente como para que las cámaras de la nave detectasen estallidos de luz, los científicos han sido capaces de tomar estas instantáneas, con una banda sonora que cuenta con el crepitar de las ondas de radio emitidas cuando un rayo se precipita.
"Esta es la primera vez que se toman conjuntamente los rayos visibles con los datos de radio", dijo Georg Fischer, científico del Instituto de Investigación Espacial de Graz, Austria. "Con la conjunción de la línea de datos visibles y de radio, sabemos con certeza que estamos ante fuertes tormentas eléctricas".
Las imágenes y los datos sugieren la existencia de tormentas de radio muy potentes con relámpagos que se muestran tan brillanten como los más brillante vistos en la Tierra, según Andrew Ingersoll, del Instituto de Tecnología de California en Pasadena. "Lo interesante es que las tormentas son tan o más poderosas en Saturno que en la Tierra", dijo Ingersoll. "Pero se presentan con menor frecuencia, por lo general sólo se producen en un momento dado, aunque pueden durar meses", comentó.
Las primeras imágenes de los relámpagos fueron capturadas en agosto de 2009, durante una tormenta que abarcó entre enero y octubre de 2009 y duró más tiempo que cualquier otra tormenta de relámpagos observada en el Sistema Solar. Los resultados se describen en un un artículo aceptado para su publicación en la revista Geophysical Research Letters.
Para hacer un video, los científicos necesitaban más fotografías con brillantes rayos y fuertes señales de radio. Los datos fueron recogidos durante una tormenta corta posterior, que tuvo lugar entre noviembre y mediados de diciembre de 2009. Las secuencias se obtuvieron a lo largo de más de 16 minutos el 30 de noviembre de 2009. Los destellos duraron menos de un segundo. Las imágenes muestran una nube con más de 2.500 kilómetros de superficie y relámpagos que cubrieron una décima parte de esa zona. Los científicos usaron el ancho de los destellos para medir la profundidad de la iluminación debajo de las nubes.
Cuando cae un rayo en la Tierra y en Saturno, emite ondas de radio en una frecuencia que puede causar electricidad estática en ondas AM. Los sonidos en el video son aproximados al sonido estático, basado en la descarga electrostática de las señales detectadas en las ondas de radio en Saturno, medidas por la Cassini.
Cassini, lanzada en 1997, y la misión Voyager de la NASA, lanzada en 1977, habían capturado previamente emisiones de radio de las tormentas en Saturno. Un cinturón alrededor del planeta, donde la Cassini ha detectado emisiones de radio muy luminosas, se ganó el apodo de "corredor de las tormentas".Las cámaras de la Cassini, sin embargo, no habían podido obtener imágenes de estos relámpagos.
Desde la llegada de la Cassini a Saturno en 2004, ha sido difícil ver los relámpagos, porque el planeta es muy brillante y reflectante. La luz del Sol brillando sobre los anillos de Saturno, ilumina intensamente la superficie del planeta. Pero alrededor de agosto de 2009, cuando el Sol brillaba directamente sobre el ecuador del planeta, finalmente trajo la oscuridad necesaria para la observación de este fenómeno. Durante el equinoccio, el Sol iluminaba los anillos de canto y por ello la mayor parte de su superficie se encontraba en sombra.
Ver un relámpago fue otro punto culminante del período del equinoccio.
"Las imágenes de luz visible nos dicen mucho sobre el relámpago", dijo Ulyana Dyudina, científico asociado al equipo con sede en el Caltech, y primero en ver los destellos. "Ahora podemos empezar a medir qué tan poderosas son estas tormentas, en qué capas de nubes se forman, y cómo la intensidad de la óptica se refiere a la energía total de las tormentas".

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar