Descubierto un nuevo tipo de enana marrón a 9 años luz del Sol

9 de abril de 2010

Cuando las grandes nubes de polvo y gas colapsan bajo su propia gravedad, las temperaturas y las presiones generadas en su núcleo son lo suficientemente grandes como para desencadenar la fusión nuclear. Cuando esto ocurre, nace una estrella.
Sin embargo, la nube original debe tener una masa superior a un determinado valor para que esto suceda. Cuando la nube es demasiado pequeña, las condiciones internas nunca desencadenan la fusión y la estrella no llega a encenderse nunca. Estas estrellas se llaman enanas marrones y no son tan poco familiares como podría parecer.
Las enanas marrones tienen mucho en común con el planeta Júpiter, porque se cree que tiene aproximadamente el mismo tamaño, masa y composición que estos objetos. Si Júpiter se hubiese formado en solitario en las profundidades del espacio, también se lo clasificaría como una estrella fallida.
Las enanas marrones fueron descubiertas en 1995 y desde entonces los astrónomos han encontrado varios centenares de ellas orbitando en torno a otras estrellas, orbitando entre sí o simplemente moviéndose solas por el espacio. Nadie sabe cuántas puede haber, pero se estima que un tercio de las estrellas que existen son enanas marrones, es decir, la mayoría de las que quedan por descubrir. Y es precisamente lo que han hecho Felipe Lucas y sus colaboradores de la Universidad de Hertfordshire, que han descubierto uno de estos objetos al que han denominado UGPSJ0722-05.
Lucas y su equipo dicen que este cuerpo tiene aproximadamente el mismo radio que Júpiter y una temperatura similar, de alrededor de 500º K. Esto la convierte en la enana marrón más fría que se ha descubierto. Los estudios espectroscópicos de su atmósfera muestran signos de metano e incluso vapor de agua. Por ello, sobre la atmósfera de esta estrella podría estar flotando alguna molécula orgánica.
Parte de este debate se centrará en otra observación interesante de este cuerpo: su atmósfera contiene también algo que está absorbiendo la radiación en una longitud de onda de 1,25 micrómetros. Hasta ahora, nadie puede explicar esta misteriosa característica de absorción, pero puede significar que UGPSJ0722-05 es un tipo completamente nuevo de enana marrón.
Este objeto similar a Júpiter está a sólo 9 años luz de distancia, por lo que es una de las 10 estrellas vecinas del Sol más cercanas y candidata a mucha más investigaciones en un futuro próximo.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar