Agujeros negros asesinos de sus propias galaxias

19 de abril de 2010

Los agujeros negros masivos pueden quitar la vida a las galaxias al arrancar su esencia vital en forma de gas, dejando con ello, víctimas galácticas dispersas por todo el Universo.
Nuevas investigaciones muestran que estos agujeros negros cuentan con la energía suficiente como para destuir galaxias.
Ya se sabía que los agujeros negros “supermasivos” ubicados en el centro de la mayoría de las galaxias a veces emiten grandes cantidades de radiación. Pero no se sospechaba de esta faceta destructiva. Una instantánea del Universo no nos aporta suficiente información como para juzgar esto, debido a que, según se cree, la actividad de los agujeros negros es intermitente, y depende de la cantidad de materia cercana que tienen para alimentarse.
Ahora, un equipo de astrónomos ha reunido datos de la actividad de estos agujeros negros que se remontan en la historia del Universo, usando el telescopio Chandra para detectar los rayos X emitidos por los agujeros negros junto con imágenes del Hubble para observar las galaxias donde residen. Las búsquedas anteriores con instrumentos menos sensibles no pudieron detectar las fuentes débiles y distantes que han recogido el Chandra y el Hubble en su conjunto. El equipo ahora tiene un listado de numerosas galaxias a distancias que llegan hasta los 13.000 millones de años luz.
El equipo calcula que al menos un tercio de todas las grandes galaxias contiene un agujero negro supermasivo que emite por lo menos 10.000 millones de veces la energía del Sol, por lo general durante un tiempo de hasta mil millones de años.
Esta violencia libera suficiente energía como para calentar el gas galáctico, e incluso para lanzarlo fuera de la galaxia. Las estrellas sólo nacen en nubes de gas frío, así que esto termina con una galaxia que está, efectivamente, muerta, dominada por viejas estrellas rojas en lugar de las brillantes estrellas jóvenes azules que engalanan una galaxia espiral “viva” como la Vía Láctea.
Los agujeros negros podrían ser responsables de la muerte de muchas de las galaxias rojas que se ven en el Universo. Se cree que la mayoría de las galaxias rojas son creadas cuando las galaxias chocan entre sí, lo que podría ayudar a alimentar a los agujeros negros centrales de las galaxias que se fusionan al encender sus emisiones letales de rayos-X. Pero la violencia de los agujeros negros también podría explicar la existencia de galaxias aisladas en forma de lente, que no parecen haber sufrido grandes colisiones.
"Aún así, sigue sin conocerse qué cantidad de energía del agujero negro se canaliza, en realidad, hacia al gas galáctico", dice Asa Bluck, de la Universidad de Nottingham, Reino Unido. “Así que no han demostrado que éstos sean los asesinos principales de galaxias. Pero ahora son los principales sospechosos en la mayoría de los casos de muerte de galaxias”.
La investigación fue presentada en la Reunión Nacional de Astronomía de la Real Sociedad Astronómica en Glasgow, Reino Unido.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar