Una supernova ayuda a revelar la cantidad de polvo que se producen en estas explosiones

31 de marzo de 2010

Una nueva imagen compuesta por datos aportados por el Spitzer y por el Chandra, muestran los polvorientos restos de una estrella colpsada, denominada G54.1 0.3. El telescopio Chandra (en azul), revela en rayos X un viento de alta energía que parte del púlsar ubicado en el centro de la imagen. Y los datos del Spitzer (en verde, rojo y amarillo) nos muestran un escudo de infrarrojos alrededor del púlsar compuesto a partir del gas y el polvo que se condensó de la supernova, y que rodea no sólo al púlsaro, sino también a un grupo de estrellas. Por ello, los científicos creen que la estrella que explotó pertenecía a un grupo de estrellas que ahora se ve envuelto por los restos de la primera.
El Chandra también ha mostrado que el púlsar es una densa estrella de neutrones en rápida rotación, generando con su movimiento un viento de partículas de alta energía, que se expande en el ambiente circundante, calentando e iluminando el material eyectado en la explosión de supernova. Pero el polvo frío también es calentado por el resto de las estrellas del cúmulo. De hecho el polvo más cercano a ellas es el más caliente y se percibe en la imgen con un brillo más amarillo.
El ambiente en el que esta supernova explotó hace posible que los astrónomos puedan observar el polvo condensado de la explosión. Este polvo suele ser demasiado frío para emitir en el infrarrojo, pero gracias a que es calentado por el resto de las estrellas del cúmulo, alcanza la temperatura suficiente como para ser observado. De esta forma podemos llegar a estudiar la interacción de este polvo con las ondas de choque emitidas por la supernovas. Aunque también es cierto, que la acción misma de esta calefacción destruirá las partículas de polvo más pequeñas. En G54.1 0.3, los astrónomos están observando el polvo prístino antes de esa destrucción.
G54.1 0.3 proporciona una oportunidad para que los astrónomos estudien el polvo de una supernova recién formada antes de que sea alterado y destruido por las ondas de choque. La naturaleza y la cantidad de polvo producido en las explosiones de supernovas es un antiguo misterio, y G54.1 0.3 proporciona una pieza importante del rompecabezas.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar