Stardust y Tempel 1

1 de marzo de 2010

Dentro de un año, la sonda Stardust de la NASA realizará un sobrevuelo sobre el cometa Tempel 1, por ello, ya ha empezado a prepararse para su misión. La sonda acaba de realizar con éxito una maniobra para ajustar el tiempo de encuentro con el cometa de ocho horas y 20 minutos. Este ajuste maximiza la probabilidad de que la nave espacial pueda capturar imágenes de alta resolución de la superficie de Tempel 1.El cometa cuenta con una superficie de 2,99 kilómetros de ancho y una composición de hielo y polvo. Su forma se asemeja a la de una patata.
Con la nave espacial en el lado opuesto del Sistema Solar y más allá de la órbita de Marte, la maniobra de corrección de trayectoria se inició a las el 17 de febrero. Stardust disparó sus cohetes durante 22 minutos y 53 segundos, y cambió de velocidad para ajustarse a su misión.
Stardust se aproximará al cometa el 14 de febrero de 2011. El momento del máximo acercamiento es de gran importancia porque la rotación del cometa permitirá contemplar las diferentes regiones de su superficie al ser estas iluminadas por la luz solar en diferentes momentos.
Científicos de la misión desean maximizar la probabilidad de que las áreas de interés previamente fotografiadas por la misión Deep Impact de la NASA en 2005 también se puedan captar por la cámara de Stardust.
Tim Larson, director de proyecto Stardust-NEXT en el Jet Propulsion Laboratory, en Pasadena, California, se muestra muy optimista con este proyecto.
Lanzada el 7 de febrero de 1999, Stardust se convirtió en la primera nave espacial en la historia destinada a recolectar muestras de un cometa y regresar a la Tierra para su estudio. Su cápsula de retorno de muestras en paracaídas a la Tierra se produjo en enero de 2006. Los científicos ven viable utilizar de nuevo este sistema en un futuro si se presenta la ocasión.
En enero de 2007, re-bautizada como la misión "Stardust-NEXT" (Nueva Exploración de Tempel), la sonda inició su viaje de cuatro años hacia el cometa.
"Stardust-NEXT proporcionará a los científicos la primera oportunidad para ver los cambios en la superficie de un cometa entre las visitas sucesivas en el Sistema Solar interior", dijo Joe Veverka, investigador principal de Stardust-NEXT la Universidad de Cornell, Ithaca, NY "Tenemos teorías sobre cómo cada paso cercano al Sol provoca cambios en un cometa. Aparte de las imágenes de alta resolución, Stardust también medirá la composición, distribución de tamaño, y el flujo de polvo emitido. También se prevee recapitular información sobre cómo evolucionan los cometas de la familia de Júpiter.
Stardust-NEXT es una misión de bajo coste que ampliará la investigación del cometa Tempel 1 iniciada por la nave espacial Deep Impact de la NASA.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar