Lluvia de helio en Júpiter

24 de marzo de 2010

Investigadores de la Universidad de Berkeley han descubierto que gotas de lluvia de helio podrían precipitar de las nubes de Júpiter. Las condiciones atmosféricas del planeta gigante son muy diferentes a las de la Tierra. Cuando se forman las gotas, a unos 10.000-13.000 kilómetros por debajo de la cubierta superior de las nubes de gas de hidrógeno, la temperatura se eleva a 5.000 grados centígrados, y la presión supera los dos millones de veces la presión de la superficie terrestre. En este entorno, el hidrógeno se ve convertido en un líquido conductor de electricidad, llamado hidrógeno metálico.
La lluvia de hielo comienza con la formación de gotas finas que van ganando en grosor a medida que van cayendo a través de este océano de hidrógeno líquido de la misma manera que caería el aceite entre el agua, es decir, sin mezclarse.
En 1995, cuando la sonda Galileo lanzada por la NASA, llegó a Júpiter, encontró en la atmósfera del planeta todos los elementos ligeramente enriquecidos en comparación con el Sol a excepción del helio y del neón. El neón constituye una parte entre 600 de la masa del Sol, pero en Júpiter sólo constituye una parte de 6000 de esa masa. Como Júpiter se formó a partir de los mismos gases de los que se formó el Sol, debería haber una mayor correspondencia.
En cambio, el Dr. Hugh Wilson propone en un artículo publicado en la edición de esta semana de la revista Physical Review Letters que el neón de Júpiter se disuelve en las gotas de lluvia de helio. El helio y el neón son capaces de caer a mayor profundidad, por lo que pueden asentarse sobre el núcleo de Júpiter, tal y como lo indican unas simulaciones creadas por ordenador. Según esta investigación, el núcleo sólido de roca de Júpiter se encuentra rodeado por capas de de agua, amoníaco y metano.
Es precisamente esta condensación de helio la que explica también por qué la temperatura de Saturno es más elevada de lo que debería ser, debido a la condensación de este elemento.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar