La Gran Macha Roja de Júpiter y su clima

18 de marzo de 2010

Nuevas imágenes térmicas procedentes de telescopios terrestres, revelan los primeros mapas detallados del tiempo de la tormenta gigante de Júpiter.
La Gran Mancha Roja es la tormenta más larga y de mayor tamaño de todo el Sistema Solar. Durante cientos de años se lleva contemplando en la superficie del planeta gigate gaseoso. Esta tormenta gira en sentido antihorario en un periodo de unos seis días terrestres.
La siguiente imagen,   fue obtenida por el VLT,en el rango de la longitud de onda infrarroja, que es sensible a las temperaturas de la atmósfera de Júpiter en el rango de presión de 300 a 600 milibares. La imagen que le acompaña fue obtenida por el Hubble.


Las nuevas imágenes, derivadas del instrumento VISIR del VLT, el telescopio Gemini Sur y el telescopio Subaru de Japón, muestran remolinos de aire caliente y regiones más frescas que nunca antes se habían visto. Las imágenes han permitido a los científicos vincular la temperatura del terreno, los vientos, la presión y la composición con su color. Sorprendentemente, al combinar los datos térmicos con las observaciones de la estructura de las nubes profundas, el nivel de detalle es comparable a las imágenes de luz visible tomadas desde el espacio por el Telescopio Espacial Hubble.
"Esta es la primera vez que podemos decir que hay un estrecho vínculo entre las condiciones ambientales - temperatura, vientos, presión y composición - y el color real de la Gran Mancha Roja", dice el autor principal del estudio, Leigh Fletcher. "Aunque podemos especular, todavía no sabemos con certeza qué productos químicos o procesos están provocando el color rojo profundo, pero sí sabemos ahora que se relaciona con cambios en las condiciones ambientales en el centro de la tormenta".
El color más rojo de la mancha corresponde a un núcleo cálido en el sistema de tormentas. Los carriles oscuros en el borde de la tormenta marcan los lugares donde los gases se hunden más en el planeta.
"Uno de los hallazgos más interesantes muestra que el color naranja más intenso de la zona central de la mancha roja es aproximadamente de tres a cuatro grados más caliente que el ambiente a su alrededor", añadió Fletcher. Esta diferencia de temperatura es suficiente para causar una rotación débil en el sentido de las agujas del reloj en el centro de la tormenta, frente a la lucha contra el dominante movimiento del resto de la tormenta.
Las mediciones de VISIR también permitirán a los científicos crear un mapa de la temperatura, y de los porcentajes de aerosoles y amoníaco dentro y alrededor de la tormenta, que proporcionarán más información sobre el clima y el cambio en los patrones de circulación de la tormenta, en tres dimensiones y con el tiempo. En cuanto a las mediciones realizadas durante varios años, demuestran que la tormenta es sorprendentemente estable teniendo en cuenta las turbulencias que sufre, trastornos y encuentros cercanos con los anticiclones, tales como el llamado "Baby Spot" o "mancha roja junior".
 "Esta es nuestra primera imagen detallada del interior de la tormenta más grande del Sistema Solar", dice Glenn Orton, que encabezó el equipo de astrónomos que realizó el estudio. "Una vez se pensó que la Gran Mancha Roja era un óvalo simple y llano, sin mucha estructura, pero estos nuevos resultados muestran que es, de hecho, muy complicada".

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar