Hubble observa la fusión de un grupo de galaxias

1 de marzo de 2010


El Hubble ha conseguido captar a cuatro galaxias en un proceso de interacción. Dos de estas espirales enanas ya se han fusionado. Estas cuatro componentes forman el Grupo Compacto Hickson 31, situado a 166 millones de años luz de distancia. Cada galaxia tiene unos 20.000 años luz de diámetro, y están todas a una distancia de 75.000 años luz las unas de las otras.
En la imagen se puede apreciar a las dos galaxias en proceso de fusión. Una tercera galaxia encima de las dos anteriores, y la cuarta a la derecha de la imagen. En el centro de la fotografía se puede ver una estrella perteneciente a nuestra propia galaxia, y justo encima de ella se puede apreciar la existencia de otra galaxia.
Estas galaxias son tan diminutas que las cuatro podrían caber perfectamente dentro de nuestra Vía Láctea. En estas galaxias enanas existe una cierta cantidad de gas primordial presente en ellas desde que nacieron. Además, gracias a las mareas gravitacionales que se generan entre sí, y que las acerca las unas a las otras, este gas está sufriendo una serie de colapsos que están dando lugar al nacimiento de numerosas estrella. De hecho, se han observado dos grupos gigantes de estrellas jóvenes con unos 100.000 componentes cada uno.
El telescopio espacial Hubble tiene la agudeza viual suficiente como para resolver cada uno de estos grupos, lo que nos permite datar estas estrellas.
La Dra. Sarah Gallagher, de la Universidad de Western Ontario, Canadá, fue quien dirigió las observaciones del Hubble. Junto con los datos aportados en la banda infrarroja por el Spitze,r las observaciones en el ultravioleta realizadas por el Swift de la NASA, y otras medidas realizadas por el satélites Galaxy Evolution Explorer (GALEX) , Gallagher ha podido determinar que los cúmulos estelares poseen menos de diez millones de años y que están formados por estrellas azules calientes y muy masivas.
Aunque estas galaxias son jóvenes, el Hubble también reveló la existencia de un grupo de cúmulos globulares con una edad estimada de diez mil millones de años, lo que demuestra la antigüedad de las galaxias. Es decir, estas galaxias son muy antigüas pero se conservan muy jóvenes.
Gallagher, trata de explicar este fenómeno indicando que estas galaxias pueden haber residido en una región tranquila, de baja densidad del Universo, y que esta es la primera vez en su larga historia que interaccionan con otras galaxias.
Se estima que el proceso de fusión de estas galaxias se extenderá por unos mil millones de años, durante los cuales, el gas presente en las galaxias se colapsará para formar numerosas estrellas.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar