Gliese 710 podría chocar contra la Nube de Oort

20 de marzo de 2010

Nuevos cálculos indican que la estrella enana naranja, llamada Gliese 710 (fotografía de la izquierda), se estrellará contra la Nube de Oort que rodea al Sol en su órbita por nuestra galaxia. La invasión de esta estrella en la concha formada por muchos miles de millones de fragmentos de hielo, lanzará una lluvia de cometas hacia el Sistema Solar interior, amenazando a los planetas con efectos devastadores.
Algunos científicos creen que podría repetirse una situación similar a la del último gran bombardeo que dejó a la Luna cubierta de cráteres hace alrededor de 4 millones de años. La buena noticia es que no se espera que Gliese 710 llegue hasta dentro de un millón de años o más hasta el exterior de nuestro Sistema Solar.
La amenaza de Gliese 710, una estrella con la mitad de la masa solar, y situada a 63 años luz de distancia en la constelación de la Serpiente, tiene un 86 por ciento de probabilidades de cumplirse.
Esta teoría surgió tras el estudio que llevó a cabo el telescopio espacial Hipparcos que midió las posiciones precisas de un millón de estrellas de nuestra vecindad cósmica, lo que permitió a lo astrónomos hacer cálculos de sus movimientos relativos con respecto al Sol en su viaje en torno al centro de la galaxia. En total, el Dr. Vadim Bobylev, del Observatorio Astronómico Pulkovo, en San Petersburgo, ha localizado a tres estrellas que tendrán encuentros muy cercanos con nuestro Sol, a menos de 3 años luz de distancia. Pero se sorprendió al descubrir que la estrella Gliese 710 se dirigía en su camino directamente hacia nuestro Sol a una velocidad de 30.000 kilómetros por hora. En su camino penetrará en la nube de Oort,que se encuentra alrededor de un año luz de distancia del Sol, dentro del próximo millón y medio de años. E incluso podría adentrarse a zonas tan interiores como el Cinturón de Kuiper, aunque las posibilidades de este evento sean sólo una entre mil.
Además algunos astrónomos piensan que Gliese 710 podría poseer su propia nube de Oort, lo que generaría una doble lluvia de cometas.


Esta alerta se añade a la posible existencia de Némesis, una enana marrón invisible compañera del Sol, de la que sólo se ha teorizado su existencia. De existir, Némesis, podría ser localizada por el telescopio WISE. Este hipotético astro podría ser el responsable de las extinciones masivas de la vida en la Tierra cada 26 millones de años.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar