Flujo no constante de la atmósfera marciana

15 de marzo de 2010

Científicos han descubierto que la atmósfera marciana no se escapa del planeta a un ritmo constante, sino que lo hace influenciada por las ráfagas de viento solar.
Desde hace muchos años se sabe que Marte está perdiendo constantemente parte de su atmósfera que se esparce por el espacio. Pero los procesos que daban lugar a esta pérdida no se entendían completamente. Un nuevo estudio muestra que la presión que ejercen los pulsos de viento solar son  un contribuyente importante para que la atmósfera escape de Marte.
N.J.T. Edberg y otros científicos analizaron los datos del viento solar y observaron como la atmósfera marciana no se aleja del planeta rojo a un ritmo constante, sino que este proceso se produce en ráfagas.
Los autores de este estudio se percataron de que existía una relación entre la pérdida atmosférica marciana y eventos solares conocidos como regiones de interacción corrotante (CIRS). Un CIRS se forma cuando regiones de viento solar de movimiento rápido interaccionan con viento solar más lento, creando un pulso de alta presión. Cuando los impulsos CIRS pasan por Marte, pueden provocar una eyeccción de las partículas de la atmósfera marciana. Los científicos descubrieron que en las épocas en las que se dan estos CIRS, el flujo de partículas que abandona la atmósfera de Marte es un 2,5 veces superior al flujo calculado cuando no se producen estos acontecimientos. Además, alrededor de un tercio de la pérdida de material de Marte se da durante estos CIRS. Este estudio ayudará a los científicos a conocer mejor la evolución de la atmósfera de Marte.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar