Datos sobre el interior de Titán

16 de marzo de 2010


En la ilustración superior podéis ver el interior probable de la luna Titán de Saturno. Estos datos se han deducido de los datos recogidos del campo de gravedad de la luna calculados por Cassini. Es decir, en los sobrevuelos a baja altura de la sonda sobre Titán, los científicos han determinado la distribución de materiales en el interior de la luna. Los datos sutiles de la gravedad sugieren que el interior de este satélite es demasiado frío y de movimiento lento como para poder dividirlo en capas separadas por completo de hielo y roca.
Estas conclusiones muestran que Titán ha evolucionado de una manera diferente a como lo han hecho los planetas internos como la Tierra, o las lunas heladas de Júpiter, como Ganímedes, cuyo interior se ha podido dividir en capas distintivas.
"Estos resultados son fundamentales para comprender la historia de las lunas del Sistema Solar exterior", comenta el científico del proyecto Cassini, Bob Pappalardo. "Ahora podemos comprender mejor el lugar de Titán entre la serie de satélites de hielo en nuestro Sistema Solar".
Los científicos ya sabían que Titán,la luna más grande de Saturno, estaba compuesta aproximadmente la mitad, de hielo y roca. Pero necesitaban los datos de la gravedad para averiguar cómo se distribuían los materiales. El resultado es que el interior de Titán es un sorbete de hielo salpicado de rocas que probablemente no alcancen más que una temperatura relativamente templada. Sólo en las regiones ultraperiféricas, a 500 kilómetros, el hielo carece de la presencia de rocas, ya que éstas se mezclan en diversos grados a mayor profundidad.
"Para evitar que se separe el hielo y la roca, se debe evitar el calentamiento del hielo", explica David J. Stevenson, uno de los co-autores de este estudio. "Esto significa que Titán fue construido con bastante lentitud para una luna, tal vez en alrededor de un millón de años, poco después de la formación del Sistema Solar".
Esta separación incompleta de hielo y roca hace a Titán menos parecido a la luna de Júpiter Ganímedes, con capas de hielo y rocas separadas; y más similar a la luna de Júpiter, Calisto, que se cree que tiene una mezcla de hielo y rocas en el interior. A pesar de que las lunas son todas del mismo tamaño, es obvio que tienen historias diversas.
Las mediciones de la Cassini pueden ayudar a explicar esta topografía de la luna, ya que el hielo del interior debe ser lo suficientemente caliente para fluir lentamente en respuesta al peso de las pesadas estructuras geológicas, tales como montañas.
La creación de una mapa de gravedad requiere el seguimiento de los cambios que experimenta en la velocidad la Cassini. Esto se estudia en los diferentes sobrevuelos de la sonda sobre el satélite.
"Las ondas de gravedad de Titán, empujan suavemente y tiran de la Cassini en su órbita a su paso por la luna, y todos estos cambios se han registrado por las antenas de tierra de la Deep Space Network de 5 milésimas de milímetro por segundo aún cuando la nave estaba a más de mil millones de kilómetros ", dijo Luciano Iess, del equipo de radio de la Cassini, en la Universidad Sapienza de Roma.
Los resultados no hablan de si Titán tiene un océano bajo la superficie, pero los científicos dicen que esta hipótesis es muy plausible y tienen la intención de seguir investigando. La detección de mareas inducidas por Saturno, proporcionarían la prueba más clara de la capa de agua oculta.
Un investigador interdisciplinario de la Cassini, Jonathan Lunine, dijo que sobrevuelos adicionales pueden decirnos si la corteza es gruesa o delgada, hoy en día. Con esa información se puede tener una mejor comprensión de cómo el metano, el fluido de los ríos de Titán, lagos y nubes, se ha reabastecido a través del tiempo geológico. Al igual que la historia del agua en la Tierra, esto es fundamental para una imagen profunda de la naturaleza de Titán a través del tiempo.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar