Canales de lava en Marte

10 de marzo de 2010


Una de las mejores pruebas que tenemos de la existencia de agua en el pasado de Marte la tenemos en la observación de cauces de ríos secos. Pero el análisis de uno de estos canales ha revelado que no fue tallado por el agua, sino por un río de lava. Este descubrimiento pone en tela de juicio el origen de muchos otros canales marcianos.
El agua deja huellas reconocibles en los canales que genera en forma de terrazas, afluentes, curvas, meandros, y diversas estructuras que se producen como consecuencia del flujo del agua. Sin embargo, la lava también puede crear características similares, como las observadas en los canales cercanos al Mauna Loa en Hawai, que estalló en 1859. Es decir, es un gran error asumir que todos los canales marcianos están formados por la acción del agua.
El canal observado en el flanco del Monte Ascraeus, muestra manchas amarillas que delatan la presencia de respiraderos de los tubos de lava provocados por una erupción. En la  fotografía  superior podemos observar a la izquierda los canales trenzados, en el medio, canales serpenteantes, y a la derecha, rejillas de ventilación de los tubos de lava.
Para poner esta hipótesis a prueba, científicos de la NASA dirigidos por el Dr. Jacob Bleacher, del Goddard Space Flight Center, estudiaron una sección de 270-kilómetros de largo en las que el agua aparentemente había tallado un canal en el flanco suroeste de Ascraeus Mons, una de las tres torres pertenecientes a los volcanes Tharsis, de 18 kilómetros de altura. Estudiaron múltiples fotografías tomadas por diferentes equipos antes de llegar a la conclusión de que este canal tenía su origen en el flujo de la lava.
La fuente de este canal tiene todas las características de un canal de agua: terrazas, islas, trenzas. Pero en uno de sus extremos se detectan signos definitivos de la acción de la lava, hasta el punto de que el canal se transforma en un tubo de lava, con rejillas de ventilación. Tal vez el agua fue parte fundamental de la formación del canal, pero las arcillas y los minerales de sulfato que delatarían su presencia pasada, han sido borrados por la acción de la lava de los volcanes Tharsis. Tampoco hay señales de que la lava y el agua se pudieran haber mezclado. En la Tierra se suele observar en ocasiones este tipo de combinación.
Bleacher comenta que se sabe con certeza que muchos canales marcianos han sido producidos por la acción del agua debido a la presencia de minerales hidratados. Pero este estudio abre la posibilidad, de que un porcentaje de los canales fotografiados y no analizados puedan tener su origen en el flujo de la lava, lo que haría replantearse a los científicos el clima pasado de Marte.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar