WISE encuentra su primer cometa

18 de febrero de 2010


WISE ha encontrado su primer cometa. Se espera que este sólo sea el primero de los muchos que los científicos esperan que localice.
Oficialmente llamado "B2 P/2010 (WISE), este cometa es una masa de polvo de hielo de más de dos kilómetros de ancho, y que probablemente se formó al mismo tiempo que nuestro Sistema Solar, es decir, hace unos 4,5 millones de años. Este cometa se instaló en una órbita mucho más cercana al Sol comparándola con su órbita origianl, gracias a las fuerzas gravitatorias de marea generadas por Júpiter. Ahora el cometa está alejándose del Sol y se encuentra a unos 175 millones de kilómetros de la Tierra.
"Los cometas son antiguos depósitos de agua. Son uno de los pocos lugares además de en la Tierra, en el Sistema Solar interior, donde se sabe que existe agua", dijo Amy Mainzer, del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, en Pasadena, California. Mainzer es la investigadora principal de Neowise , un proyecto para encontrar y catalogar asteroides y cometas descubiertos por WISE.
"Con WISE, tenemos una poderosa herramienta para encontrar nuevos cometas y aprender más sobre la población en su conjunto. El agua es necesaria para la vida tal y como la conocemos, y los cometas pueden decirnos más acerca de lo mucho que hay en nuestro Sistema Solar".
El telescopio WISE, que fue lanzado a una órbita polar alrededor de la Tierra el 14 de diciembre de 2009, espera descubrir en cualquier lugar desde unos pocos a decenas de nuevos cometas, además de cientos de miles de asteroides. Los cometas son más difíciles de encontrar que los asteroides porque son mucho más raros en el Sistema Solar interior, ya que un gran número de cometas orbitan más lejos, en los tramos de hielo exterior de nuestro Sistema Solar.
Ambos, asteroides y cometas, pueden caer en órbitas que los acercan a la trayectoria de la Tierra alrededor del Sol. La mayoría de estos "objetos cercanos a la Tierra" son los asteroides, pero algunos son cometas. WISE espera encontrar nuevos cometas cerca de la Tierra, y esto nos dará una mejor información de la amenaza que podrían constituir para la Tierra.
"Es muy poco probable que un cometa golpee la Tierra", dijo James Bauer, un científico del JPL que trabaja en el proyecto WISE: "Pero, en la remota posibilidad de que lo haga, podría ser peligroso. Los nuevos descubrimientos de WISE nos darán estadísticas más precisas sobre la probabilidad de tal acontecimiento, y cuán poderoso es el impacto que podría producir ".
El telescopio espacial descubrió el cometa durante su rutina de exploración del cielo el 22 de enero. Un sofisticado software arrancó el cometa fuera de la corriente de imágenes del espacio en busca de objetos que se mueven rápidamente en relación con estrellas de fondo. El descubrimiento del cometa fue respaldado por una combinación de observaciones de astrónomos profesionales y aficionados con telescopios en los Estados Unidos.
Todos los datos obtenidos están catalogados en el Centro de Planetas Menores, en Cambridge. Este es el centro de información mundial para todas las observaciones y las órbitas de los planetas menores y cometas.
B2 P/2010 (WISE) tarda 4,7 años en completar su órbita. Su punto más alejado se encuentra a 4 unidades astronómicas y su punto más lejano a 1,6 U.A., es decir, cerca de la órbita de Marte. Una unidad astronómica es la distancia entre la Tierra y el Sol. El calor del Sol causa que el gas y el polvo se eyecten fuera del cometa, lo que genera una de coma de polvo, o cáscara, y una cola.
Aunque B2 P/2010 (WISE) es un cometa activo, con la misión WISE también se esperan localizar cometas muertos. Estos cuerpos son los que han tenido muchos encuentros cercanos con el Sol, lo que provoca que sus componentes de hielo se hayan erosionado, dejando sólo un resto oscuro, es decir, un núcleo rocoso. No se sabe mucho acerca de estos objetos, porque son difíciles de observar en luz visible. Wise observa en infrarrojos por lo que debe de ser capaz de recoger la luz débil de algunos de estos cometas oscuros, respondiendo así a preguntas sobre cómo y dónde se forman.
"Los cometas muertos pueden ser más oscuro que el carbón", dijo el Mainzer. "Pero en la luz infrarroja, aparecerán a la vista. Una de las preguntas que queremos responder con WISE es cuántos cometas muertos componen la población de objetos cercanos a la Tierra".
La misión pasará los próximos ocho meses explorando el cielo una vez y media. Un primer grupo de datos estarán disponibles al público en la primavera de 2011, y el catálogo final, un año después. Las imágenes seleccionadas y sus resultados se darán a conocer durante la misión.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar