Vista fotografía más detalladamente a la Nebulosa de Orión

17 de febrero de 2010

El telescopio VISTA ha proporcionado unas imágenes más detalladas de la nebulosa de Orión. M42 se sitúa a unos 1.350 años luz de la Tierra y se encuentra en la espada del cazador. La siguiente imagen cubre una región del cielo de aproximadamente 1,5 grados.


Vista es un telescopio del Observatorio Paranal del ESO que cuenta con un espejo de 4,1 metros de diámetro, lo que le confiere un amplio campo de visión y el manejo de detectores de alta sensibilidad. De esta forma, Vista puede penetrar en las regiones de polvo de formación de estrellas jóvenes que suelen ser invisibles para el resto de instrumentos ópticos.E incluso, puede llegar a ver en determinadas longitudes de onda imposibles para el ojo humano.


En la fotografía superior izquierda, se pueden apreciar las cuatro estrellas que forman el trapecio. A su derecha, podemos contemplar una región en la que debido a la luz ultravioleta emitida por las estrellas del trapecio, se generan unas curiosas formas onduladas.En la fotografía inferior izquierda, se muestra una región de alrededor de 9 minutos de arco de diámetro situada al sur del trapecio. Y en la última imagen, situada en la parte inferior derecha, se muestra un área situada al norte del trapecio en la que hay muchas estrellas jóvenes entre las nubes de polvo y gas. Las manchas rojas son producto de los vientos solares y de los jets que emiten estas estrellas recién nacidas.
Por otra parte,la radiación ultravioleta que emiten las estrellas del trapecio está barriendo todo el polvo y el gas que tienen a su alrededor. Por ello, todo el gas que rodea a estas cuatro hermanas brilla con intensidad.
En la siguiente imagen se puede ver una comparación de la nebulosa de Orión en dos fotografías, una tomada en luz visible, y la otra tomada con Vista.



En la imagen tomada por Vista (fotogrfía derecha) se aprecian, justo por encima del centro unas extrañas características rojas que no se perciben con la luz visible. Estas emisiones infrarrojas son atribuidas a estrellas muy jóvenes que aún están creciendo y a la expulsión de chorros de gas a una velocidad de unos 700.000 kilómetros por hora. Las características rojas marcan los lugares donde chocan las corrientes de gas con el gas circundante, provocando la excitación de átomos y moléculas. Esta característica también se observa en la parte inferior de la fotografía, pero aquí la formación estelar se produce con menos rigor.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar