Nueva técnica para encontrar exoplanetas

4 de febrero de 2010


Una nueva técnica para detectar exoplanetas ha sido desarrollada contando con la ventaja de que no necesita de grandes instrumentos para localizarlos. Mediante un telescopio de infrarrojos, un grupo de astrónomos han desarrollado una técnica que les ha permitido identificar una molécula orgánica en la atmósfera de un planeta del tamaño de Júpiter a casi 63 años luz de distancia. Este nuevo método también permitirá estudiar las atmósferas de los exoplanetas y la aceleración en la búsqueda de señales de vida en otros planetas gracias a la detección de moléculas orgánicas.
El 11 de agosto de 2007, Mark Swain, del JPL, y su equipo, estudiaron el planeta tipo Jupiter, HD 189733b, con el telescopio de 3 metros de Mauna Kea. Cada 2,2 días, este planeta orbita a su estrella de tipo K, un poco más fría y más pequeña que nuestro Sol. HD189733b ya ha dado avances importantes en la ciencia exoplanetaria, al permitir la detección de vapor de agua, metano y dióxido de carbono utilizando telescopios espaciales.
Usando un método de calibración para eliminar los errores de observación sistemática causada por la inestabilidad de la atmósfera terrestre, se obtiene una medida que revela los detalles de la composición de la atmósfera y las condiciones de HD189733b, un logro sin precedentes para un observatorio situado en la Tierra.
Se detectó el dióxido de carbono y el metano en la atmósfera del exoplaneta HD 189733b con el espectrógrafo Spex, que divide la luz en sus componentes para revelar las firmas espectrales distintivas de los diversos productos químicos.
Esta nueva técnica permite la posibilidad de que otros pequeños telescopios terrestres puedan detectar planetas en torno a otras estrellas y estudiar sus atmósferas.

Mapa de temperatura de HD 189733b Spitzer (NASA)


Durante sus observaciones, el equipo encontró una inesperada emisión infrarroja brillante a partir del metano en HD198733b. Esto podría indicar algún tipo de actividad en la atmósfera del planeta que podría estar relacionada con el efecto de la radiación ultravioleta de su estrella madre.
"La meta inmediata para el uso de esta técnica es caracterizar completamente la atmósfera de este y otros exoplanetas, incluyendo la detección de moléculas orgánicas, y posiblemente prebióticas" como las que precedieron a la evolución de la vida en la Tierra, dijo Swain. "Estamos listos para llevar a cabo esa tarea." Algunos objetivos serán las primeras súper-Tierras.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar