Las galaxias, factorías de estrellas más eficaces en el pasado

17 de febrero de 2010


Se ha estimado que las grandes galaxias presentes pocos millones de años después del Big Bang, sufrieron un proceso de inflación de gas, lo que resultó en un espectacular brote de formación estelar muy superior a la tasa actual de nacimiento de estrellas en las galaxias. Se calcula que esta tasa inicial fue de hasta diez veces mayor que la observada hoy en día.
En la imagen superior se puede apreciar una galaxia espiral cuya luz ha estado viajando 8,3 mil millones años hasta llegar a nosotros. La imagen de la derecha es la misma fotografía en falso color, mostrando las emisiones de monóxido de carbono.
Los astrónomos saben desde hace muchos años que las estrellas se formaban en un número mayor en un Universo temprano, y que en el pasado el número de estrella masivas también era muy superior. Pero hasta ahora, no ha habido una explicación para ello. ¿Eran las galaxias fábricas de estrellas más eficientes en el pasado o era debido a la existencia de mayores cantidades de gas?
Nuevas observaciones realizadas con un interferómetro ubicado en los Alpes franceses han trazado la distribución y el movimiento de las nubes de gas de hidrógeno molecular en diferentes galaxias, algunas situadas a unos 10,7 mil millones de años luz. Anteriormente esto sólo se había logrado con cuásares brillantes, puesto que observar el gas frío de galaxias "normales" tan distantes había sido un reto no logrado.
En estas observaciones no se midió el hidrógeno frío directamente, sino que se tomaron medidas del monóxido de carbono que también está presente en las nubes. Entonces fueron detectados enormes reservorios de gas, lo que confirmó que hace diez mil millones de años, en las galaxias había más gas del que hay en la actualidad. Este gas se canivalizaba de las galaxias enanas lo que provocaba la existencia de enormes cantidades de gas intergaláctico tirado por la gravedad de los halos de materia oscura existentes alrededor de las galaxias. Estas enormes cantidades de gas explican por qué en el Universo temprano nacían más estrellas y eran más masivas.
"Estos hallazgos nos proporcionan pistas y crean limitaciones en los modelos teóricos que se usan para estudiar las primeras fases del desarrollo de las galaxias ", dice Andreas Burkert . "Eventualmente, estos resultados nos ayudarán a comprender el origen y el desarrollo de nuestra Vía Láctea".

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar