Los eclipses permiten obtener las primeras imágenes de las emisiones de hierro del Sol

9 de enero de 2010

Las observaciones realizadas desde la Tierra de la corona solar durante los últimos eclipses totales, han revelado las primeras imágenes de la atmósfera exterior del Sol en la línea de emisión de hierrro fuertemente ionizado del infrarrojo. Los primeros mapas de la distribución de la temperatura de los electrones de la corona y el estado de carga de los iones fueron tomados para el eclipse de 2006 (en la parte izquierda de la imagen inferior) y en el evento del 2008 (en la parte derecha de la imagen inferior). El color rojo indica la línea de hierro Fe XI 789,2 nm; el color azul representa la línea de hierro Fe XIII 1074,7 nm; y el color verde muestra la línea de hierro Fe XIV 530,3 nm.
Este estudio ha sido llevado a cabo por Adrian Daw, junto con un equipo internacional de científicos dirigidos por Shadia Habbal, de la Universidad de Hawai, y su objetivo es dar un paso importante en la comprensión de cómo se comportan los flujos en expansión desde la corona hacia el espacio exterior, ya que en este comportamiento, la carga dominante proviene del hierro ionizado.
La línea de emisión de Fe XI se produce a 789,2 nanómetros (nm), y las primeras imágenes de la corona en esta longitud de onda revelan algunas sorpresas, sobre todo que la emisión se extiende por lo menos tres radios solares y que posee localizadas las regiones de mayor densidad de iones de hierro .
Según comenta Adrian Daw: "La complicada estructura magnética de las regiones pertenecientes a los confines de la corona, pueden tener zonas de plasma de alta densidad. Además, muchos procesos pueden afectar a la temperatura de los iones de la corona, que pueden conducir a variaciones en su densidad, como son los procesos de colisión, radiación, gravedad, ondas de plasma, la torsión, y la fusión de estructuras magnéticas".


Combinando los datos con las observaciones, los científicos fueron capaces de construir las dos primeros mapas tridimensionales de la distribución de la temperatura de los electrones y su estado de ionización, estableciendo un vínculo directo entre la distribución de estados de carga en la corona y en el espacio interplanetario.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar