Espectaculares imágenes de Betelgeuse

13 de enero de 2010

Un equipo internacional de astrónomos ha obtenido una imagen sin precedentes de la superficie de la estrella supergigante roja Betelgeuse, en la constelación de Orión. La imagen revela la presencia de dos manchas luminosas gigantes, que cubren una gran parte de la superficie. Su tamaño es equivalente a la distancia Tierra-Sol. Esta observación proporciona la primera evidencia directa de la presencia del fenómeno de convección,es decir, del transporte de calor por materia en movimiento, en una estrella distinta del Sol. Por ello, este estudio es fundamental para conocer la estructura y la evolución de las estrellas supergigantes.
Betelgeuse es una supergigante roja situada en la constelación de Orión, y es muy diferente de nuestro Sol. En primer lugar, es una gran estrella. Si estuviera en el centro de nuestro Sistema Solar se extendería hasta la órbita de Júpiter. Es aproximadamente 600 veces más grande que nuestro Sol, e irradia unas 100.000 veces más energía. Además, con una edad de sólo unos pocos millones de años, Betelgeuse ya está llegando al final de su vida y está condenada a explotar pronto como una supernova. Cuando lo haga, la supernova sera fácilmente visible desde la Tierra, incluso en pleno día.


Pero ahora sabemos que Betelgeuse tiene algunas similitudes con el Sol, ya que también tiene manchas solares. La superficie de esta estrella presenta manchas claras y oscuras, que en realidad son las regiones que están a diferentes temperaturas. Las manchas aparecen debido a la convección. Este fenómeno se observa todos los días en el agua hirviendo. En la superficie del Sol, estos puntos son bastante conocidos y visibles. Sin embargo, no es en absoluto el caso de otras estrellas, y en particular,en el de las supergigantes. El tamaño, las características físicas, y la vida útil de estas estructuras dinámicas siguen siendo desconocidos.
Betelgeuse es un buen objetivo para la interferometría, porque su tamaño y su brillo hace que sea más fácil de observar. Utilizando de forma simultánea varios instrumentos ópticos, los astrónomos fueron capaces de obtener numerosas mediciones de alta precisión. Éstas han permitido reconstruir una imagen de la superficie de la estrella gracias a dos algoritmos y a programas informáticos.
La imagen final obtenida muestra la superficie de la estrella con un detalle sin precedentes. Se pueden observar cláramente dos puntos brillantes al lado del centro de la estrella.
El análisis de la luminosidad de las manchas muestra una variación de 500 grados en comparación con la temperatura media de la estrella (3.600 Kelvin). La mayor de las dos estructuras tiene una dimensión equivalente a la cuarta parte del diámetro de la estrella (o una vez y media la distancia Tierra-Sol). Esto marca una clara diferencia con el Sol, donde las células de convección son mucho más finas y las manchas sólo suelen alcanzar un diámetros de pocas Tierras. Estas características son compatibles con la idea de que los puntos luminosos son producidos por la convección.
La convección podría desempeñar un papel importante en la explicación del fenómeno de la pérdida de masa y en la gigantesca nube de gas que es expulsada de Betelgeuse. Las células de convección se encuentran potencialmente en el origen de las eyecciones de gas caliente.
Los astrónomos dicen que este nuevo descubrimiento proporciona nuevas perspectivas en estrellas supergigantes, abriendo un nuevo campo de investigación.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar