Una fábrica de estrellas en la nebulosa Iris.

2 de diciembre de 2009


Una imagen reciente tomada por el Hubble ha revelado una fábrica perfecta de polvo que podría ayudar a los astrónomos a precisar las materias primas necesarias para la formación de las proto-estrellas. La fotografía final procede de la combinación de cuatro imágenes tomadas con diferentes filtros y muestra a la nebulosa Iris, o NGC 7023, que se encuentra situada a 1.400 años luz de distancia en la constelación de Cefeo.
Esta nebulosa es una zona de formación estelar en la que se pueden apreciar la existencia de montañas de polvo cósmico, formadas por pequeñas partículas que varían de tamaño, desde 10 hasta 100 veces más pequeñas que un grano de polvo terrestre. Los científicos muestran especial interés por las zonas que aparecen más rojizas de lo esperado, ya que las nebulosas de reflexión, categoría a la que pertenece NGC 7023, aparecen más azules porque los granos de polvo dispersan la luz azul de manera más eficiente que la roja (En cambio las nebulosas de emisión, son lo suficientemente calientes como para emitir por sí mismas luz, por lo que tienden a aparecer rojizas). En el caso de la nebulosa estudiada, NGC 7023 ,dispersa la luz de una estrella masiva cercana de unas 10 masas solares denominada HD 200775.
Los científicos creen que los causantes de este tono rojizo deben ser unos filamentos de polvo formados a base de hidrocarburos, conclusión a la que han llegado tras estudiar el espectro de la nebulosa.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar