¿Quiénes nacen primero, galaxias o agujeros negros?

2 de diciembre de 2009

Hoy en día, los astrofísicos todavía se preguntan si los agujeros negros supermasivos situados en el centro de las galaxias se formaron primero, o por si el contrario, fueron las galaxias las primera en crearse. Pero, las últimas investigaciones han puesto de manifiesto que los agujeros negros pueden construir sus propias galaxias.Observaciones del quásar HE0450-2958, que se encuentra fuera de una galaxia, demuestran que el propio quásar ayuda a una galaxia cercana en la formación de sus estrellas. El quasar HE0450-2958 es una entidad extraña: normalmente, los agujeros negros se forman en el centro de las galaxias. Pero HE0450-2958 no parece tener ninguna galaxia anfitriona de la cual proceda. Este descubrimiento se hizo en el 2005.
La formación de los quásares sigue siendo un misterio, pero las teorías actuales sugieren que se crearon a partir de filamentos fríos de gas interestelar que por acreción se unieron con el tiempo, o simplemente eran expulsados de alguna manera de su galaxia anfitriona por una interacción gravitacional fuerte con otra galaxia.
Lo que llama la atención de este quasar es su proximidad a una galaxia compañera a la que ayuda a formar estrellas. Esta galaxia se encuentra directamente en la mira de uno de los chorros del quásar, y está formando estrellas a un ritmo frenético. Un equipo de astrónomos de Francia, Alemania y Bélgica han estudiado el quásar y la galaxia compañera utilizando el VLT del Observatorio Europeo del Sur. En un principio, al estudiar este quásar, los astrónomos pensaban que existía la posibilidad de que hubiera una galaxia débil oculta tras el polvo cósmico. Pero utilizando el espectrómetro del VLT y obteniendo imágenes en el infrarrojo, comprobaron que ésto no era cierto, el quásar no se encontraba ubicado en ninguna galaxia. Es decir, combinando estas observaciones con las fotografías tomadas por el Hubble, se determinó que HE0450-2958 se encuentra a 5 millones de años luz de la Tierra, que el quásar se encontraba sin su galaxia anfitriona y que la energía y materia que desprendía provocaban que una galaxia cercana generara una cantidad inusual de estrellas: 340 masas solares al año, cuando lo habitual es 100 veces menos. Estas dos estructuras se encuentran lo suficientemente cerca como para que eventualmente se fusionen.
Es necesario confirmar para avanzar en estas investigaciones, si éste es un caso aislado, o por el contrario es común en nuestro Universo, ya que daría pistas para descubrir si primero se formaron las galaxias o si primero surgieron los agujeros negros.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar