Nuevo estudio revela una estrecha relación entre los campos magnéticos y los GRBs

11 de diciembre de 2009

Utilizando una cámara científica única llamada RINGO, astrónomos encargados del telescopio Liverpool han podido contemplar un estallido de rayos gamma y así determinar que los fuertes campos magnéticos son los responsables de transmitir su luz hacia la Tierra.
Los estallidos de rayos gamma, denominados GRBs, se producen cuando el núcleo de una estrella masiva se colapsa, o bien, dos estrellas de neutrones se fusionan, traduciéndose estos fenómenos en una fuerte explosión que es visible gracias a un intenso estallido de luz.Uno de estos GRBs, el 090102, fue detectado por el satélite Swift de la NASA el pasado 2 de enero de 2009.Su evolución postrior fue seguida por telescopios terrestres de todo el planeta, especialmente por el telescopio robótico Liverpoool, con sede en La Palma. Estos científicos observaron el brillo variable del GRB con una cámara a partir de un disco giratorio de una Polaroid. Esto permitió medir el campo magnético de la explosión pocos minutos después de su detección. El equipo descubrió que el GRB emitió un campo magnético bien ordenado. Los teóricos predijeron que el campo magnético es generado en la bola de fuego central y acelera los jets del GRB a casi la velocidad de la luz.
Es decir, las observaciones plantean la sugerencia de que los GRBs son accionados y colimados por los campos electromagnéticos. El equipo espera poder contemplar pronto otros GRBs para confirmar su teoría.
Este importante resultado nos da una nueva visión de la física de estos objetos.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar