Más sobre la detección de estrellas vagabundas

3 de diciembre de 2009

Las agrupaciones de galaxias son parte de la estructura del Universo, y cada una de ellas se compone de innumerables estrellas formadas por la acumulación de polvo concentrado. Pero a la deriva, entre las galaxias, se pueden descubrir millones de estrellas solitarias, cuyo origen parece proceder de diversas interacciones gravitatorias que las separaron de sus galaxias madres, para arrojarlas al vacío. Esta teoría no es nueva. De hecho, ya se han podido observar estrellas que cumplen estas características en otras galaxias, e incluso en la Gran Nube de Magallanes.
Nuestra propia Vía Láctea se formó como resultado de muchas fusiones de galaxias enanas más pequeñas, y fruto de estos conflictos gravitacionales, miles de millones de estrellas podrían haber sido expulsadas del sistema, condenadas a viajar entre las galaxias.
Se espera que en un futuro cercano, este tipo de estrellas puedan ser detectadas gracias al Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos cuyo desarrollo está previsto en Chile, y por el Pan-STARRS.
Estrellas gigantes rojas y novas clásicas ya han sido detectadas fuera de la Vía Láctea, pero sólo en grupos. Encontrar las estrellas individuales sería todo un reto. Debido al mecanismo que les expulsa de la Vía Láctea, muchas serían mayores y rojas,ya que se formaron cuando la galaxia era mucho más joven. Se estima que las estrellas vagabundas procedentes de la Vía Láctea sean de alrededor del 0,05% de las estrellas de nuestra galaxia.
La creación de una base de datos de estas estrellas, novas ,y supernovas intergalácticas daría a los astrónomos una mejor información sobre sus características orbitales, que a su vez permitiría un mejor modelado de la forma de la Vía Láctea : saber dónde están estas estrellas y sus velocidades, da información de su pasado.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar