El Hubble fotografía embriones de sistemas planetarios en la Nebulosa de Orión

15 de diciembre de 2009

El Hubble ha revelado una colección de 42 imágenes nuevas de embriones de sistemas planetarios (discos protoplanetarios) en la Nebulosa de Orión. Este resultado es fruto de un gran esfuerzo en el estudio de la formación estelar y de los sistemas de planetas.
En las fotografías se puede ver como las estrellas recién nacidas emergen de la nebulosa de gas y polvo en las regiones de formación estelar, situadas en el corazón de la Nebulosa de Orión, junto con los discos que las rodean.
Los astrónomos han dividido los discos protoplanetarios en dos grupos dependiendo de las regiones donde se han formado. El primero de ellos se encuentra cerca de un cúmulo de estrellas; y el segundo grupo corresponde a los que están más alejados. El primer grupo, al estar cerca del cúmulo se calientan lo que hace que brillen, mientras que los más alejados, sólo pueden ser detectados como siluetas oscuras.Aún así, estos son precisamente los discos que permiten a los astrónomos estudiar las características de las propiedades de los granos de polvo que se cree que se unen para posiblemente formar planetas como el nuestro. En particular, uno de los discos se encuentra cerca de la estrella Theta 1 Orionis C, lo que ha facilitado su fotografía que se muestra más abajo.
Todos los discos muestran orientaciones al azar con cúspides brillantes de material frente a la estrella brillante, pero algunos aparecen en el borde, mientras que otros están de frente. También se pueden percibir otras formas diversas debido a la apariencia que toman los discos cuando el viento estelar de una estrella masiva cercana los modela a causa de las ondas de choque generadas por los jets de materia que emiten.




Pero a todos los discos protoplanetarios no les espera un final feliz. La radiación que los enciende y hace visibles también amenaza su propia existencia. Como el material del disco comienza a calentarse, es muy probable que se disipen y se disuelvan, destruyendo la posibilidad de formar planetas. Algunos de estos discos protoplanetarios serán destrozados, pero otros sobrevivirán y tal vez se conviertan en sistemas planetarios.



Es relativamente raro ver imágenes visibles de discos protoplanetarios, pero la alta resolución y sensibilidad del Hubble y la proximidad de la Nebulosa Orión han facilitado el estudio. Para un futuro, se espera que el gran telescopio terrestre ALMA obtenga imágenes con una resolución de hasta 10 veces superior a las obtenidas por el Hubble.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar