Descubierto un nuevo tipo de supernova muy energética

3 de diciembre de 2009

La supernova 2007bi, no ha sido una supernova típica. Su brillo fue unas 10 veces superior al que se produce en una supernova de tipo Ia común, convirtiendo este fenómeno en uno de los más energéticos jamás registrados. Los astrónomos de la Universidad de Berkeley en California han analizado la explosión, y encontraron que es probable que ésta sea la primera observación que confirma un tipo de supernova muy energética que había sido predecida en la teoría, pero que nunca se había podido observar.La confirmación de esta observación ha sido largamente esperada por los científicos.
Este tipo de supernovas se producen sólo en las estrellas de más de 100 masas solares, y son increíblemente brillantes. Los rayos gamma energéticos son creados por el intenso calor producido en el núcleo de la estrella. Estos rayos gamma, a su vez, crean antimateria: pares de electrones y positrones. Debido a la producción de esta antimateria, la presión exterior ejercida por las reacciones nucleares en el núcleo de la estrella se reduce, y la gravedad provoca de forma rápida el colapso del núcleo de la estrella masiva y con ello la creación de una supernova. La explosión termonuclear generada ha sido lo suficientemente fuerte como para vaporizar eficazmente a la estrella y producir picos de luz durante 70 días. Aunque el equipo localizó la supernova casi una semana después de producirse el evento, gracias al estudio de la curva de luz han podido calcular cuándo se produjo su inicio. Además siguieron con sus investigaciones hasta 555 días después, cuando la estela de luz producida se desvaneció.
Filippenko, uno de los investigadores encargados del estudio de esta supernova comentó: "La parte central de la gran estrella se habría fundido con el oxígeno, cerca del final de su vida, por lo que estaba muy caliente. Entonces, los fotones más energéticos de la luz se convirtieron en pares electrón-positrón, robando el corazón de la presión y causando su colapso. Esto llevó a una explosión nuclear fuera de control que ha creado una gran cantidad de níquel radiactivo, cuya decadencia energética del gas expulsado, mantuvo a la supernova visible durante un largo tiempo ".
La estrella era única en otro sentido: se encuentra en una galaxia enana cercana, que contiene poco más que los elementos de hidrógeno y helio. Debido a esto, 2007bi se parece mucho a las estrellas que existían cerca del comienzo del Universo, antes de que los billones de supernovas pobladoras del Universo con elementos más pesados diseminasen éstos. Si queremos observar más fenómenos de este tipo , los astrónomos deberán estudiar más galaxias enanas, donde es más común que se reproduzcan. Además su estudio nos proporcionará datos de cómo actuaban las primeras supernovas del Universo y la importancia que tuvieron a la hora de crear nuevos elementos y cómo interferían éstos en sus galaxias.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar