Nuevos problemas para Hayabusa

11 de noviembre de 2009

La misión espacial Hayabusa se encuentra de nuevo sumida en un caos tecnológico. El objetivo de la sonda japonesa consistía en posarse en el 2.005 sobre el asteroide Itowaka para obtener muestras y traerlas a la Tierra con la finalidad de estudiarlas. También debía fotografiar el asteroide en el visible, en el infrarrojo y en trayos X para dar con su composición. En un principio estaba programada para regresar a la Tierra en el 2.007, pero la fecha de llegada se retrasó hasta 2.010 después de que fallaran el propulsor, las comunicaciones, el giroscopio y se detectaran fugas de combustible. Pero ahora, por culpa de un problema con el buque de neutralización, se ha creado un pico de voltaje que ha estropeado el tercer de sus cuatro propulsores, quedándole sólo uno, el hélice D, para regresar a nuestro planeta. Aún así, los científicos de la misión creen que es posible utilizar el hélice C para orientar la nave para su regreso. De todos modos tampoco están seguros de que la sonda haya logrado recoger las muestras de rocas del asteroide sobre el que se posó varias veces, pero no podrán comprobarlo hasta el regreso de la nave. A pesar de todos los problemas de la misión, a Hayabusa le queda el consuelo de ser la primera sonda que ha despegado de un asteroide.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar