El impacto de un asteroide «reventó» el océano hace 2.000 millones de años

12 de noviembre de 2009

De nuevo, se ha abierto el debate sobre si estamos protegidos de los impactos de asteroides. Últimamente son varias las noticas que han surgido en la prensa que ha recordado a los ciudadanos de a pié la existencia de esta pequeña y prácticamente nula probabilidad de sufrir una colisión: la próxima película sobre el fin del mundo en 2.012, la explosión ocurrida sobre Indonesia, el falso impacto producto del marketing y el asteroide que recientemente pasó cerca de nuestro planeta. Lejos de estas anécdotas actuales, hace casi 2 mil millones de años, un asteroide se estrelló contra la Tierra y reventó el único océano existente entonces. El impacto levantó tsunamis que alcanzaron el kilómetro de altura afectando a la geología del planeta. Este asteroide recibió el nombre de Sudbury, como la localidad canadiense situada en la actualidad en el centro del antiguo cráter donde se produjo el impacto, dejando una cicatriz de por lo menos 200 kilómetros de diámetro que aún es visible a pesar de la erosión a la que se ha visto sometida la zona. William Cannon, especialista del Servicio Geológico de EEUU indica que este es el segundo cráter en tamaño que se ha descubierto en la Tierra. Calcula que Sudbury debía de tener unos 10 kilómetros de ancho y su impacto provocó deslizamientos de tierra submarinos, causando que las aguas superficiales, llenas de oxígeno se hundieran en el fondo del mar. De esta forma, se acumularon sedimentos marinos con componentes de hierro, conocidos como formaciones de hierro en banda, que antes no se encontraban.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar