El Alan Hills muestra nuevas evidencias de vida marciana

25 de noviembre de 2009

En 1.996 se produjo un gran revuelo mediático cuando se anunció que en un meteorito encontrado en la Antártida, podría haber evidencias de fósiles microscópicos de bacterias marcianas. Estudios posteriores han dado por falsa dicha afirmación, pero hoy es el día en el que se sigue estudiando la famosa Alan Hills.
Las investigaciones más recientes, llevadas a cabo por Craig Covault proporcionan pruebas que avalan la posible existencia de vida en Marte, a comienzos de la historia del planeta, y que podrían haberse encontrado en la superficie o en piscinas de agua en el subsuelo. Para realizar esta investigación se ha utilizado una nueva técnica de Microscopía Electrónica de Alta Resolución que ha aportado más resultados que hace 13 años. Los sensores del laboratorio se centraron directamente en los discos de carbonato y en los diminutos cristales de magnetita asociados a ellos, presentes en el interior del meteorito. Covault basa los resultados de su trabajo en las llamadas bacterias magnéticas, que dejan una huella en los restos de las rocas terrestres, a modo similar, como las dejarían las bacterias maricanas según el autor.
Pero al igual que en anterior anuncio, se han levantado muchas voces escépticas. Aún así Covaul espera que la NASA de un anuncio público dentro de pocos días de sus hallazgos.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar