Agujeros negros de tamaño intermedio

11 de noviembre de 2009

Los astrónomos han estudiado los agujeros negros, tanto grandes como pequeños, pero la observación de los de tamaño medio se les resistía. Ahora, los científicos del Goddard Space Flight Center en Greenbelt, Maryland, han encontrado una fuente de rayos X en la galaxia NGC 5408 que representa uno de los mejores candidatos a agujero negro mediano encontrado hasta la fecha. La masa intermedia de este agujero contiene entre 100 y 10.000 veces la masa solar según explicó Tod Strohmayer. También comentó que encontrar este tipo de objetos es un reto ya que se sabe que los agujero negros grandes se encuentran en el núcleo de las galaxias , y los ligeros podemos localizarlos alrededor de estrellas. Pero, ¿dónde tenemos que buscar a los medianos?
Se han localizado en varias galaxias cercanas fuentes de rayos X ultra (ULX) que emiten más energía que cualquier proceso conocido alimentado por estrellas, pero que a la vez son menos energéticos que los centros de las galaxias activas, por lo que se convierten en firmes candidatos de agujeros negros medianos. Uno de estos objetos ha sido encontrado en la galaxia NGC 5480 situada a 15,8 millones de años-luz de distancia en la constelación de Centauro.
Para realizar estos descubrimientos, los astrónomos utilizaron la tecnología del XMM-Newton, telescopio que detecta las "oscilaciones cuasi-periódicas" causadas por el amontonamiento de gases calientes en el interior del disco de acreción que se forma alrededor de un objeto masivo. La tasa de este parpadeo es aproximadamente 100 veces menor que la observada en agujeros negros de masa estelar. Utilizando este método de ha calculado que NGC 5408 X-1 contiene entre 1.000 y 9.000 masas solares. Para este rango de masas el horizonte de sucesos se extiende entre 3.800 y 34.000 kilómetros de diámetro.
Una vez obtenidos estos resultados, los astrónomos utilizaron el satélite Swift de la NASA para buscar variaciones sutiles de rayos-X que indicaran la existencia de un objeto masivo orbitando alrededor del agujero negro, gracias a la materia que fluye de dicha estrella hacia el horizonte de sucesos provocando emisiones de rayos X. Swift detectó un ligero aumento y caída de rayos-X cada 115,5 días, lo que indicaría que la estrella compañera tendría una masa de entre tres y cinco veces la masa del Sol. Pero las observaciones de Swift cubren apenas alrededor de cuatro ciclos orbitales. La observación de manera continua es necesaria para confirmar la naturaleza orbital de la modulación de rayos-X.

Más información en el enlace

Comparte esta entrada

votar