Agujeros negros como propulsores de naves espaciales

20 de noviembre de 2009

¿Qué pasaría si los humanos pudieran crear un agujero negro? La energía obtenida podría utilizarse para propulsar naves interestelares. Pero un agujero negro no es del todo negro ya que emite radiación de Hawking que les hace perder energía y masa en el tiempo. Los agujeros negros grandes producen muy poca radiación, pero los pequeños, generan una enorme cantidad de energía.Este hecho llevó a Lois Crane y Shawn Westmoreland, de Kansas State University, a calcular lo que se necesitaría para crear un agujero negro pequeño y aprovechar la energía para propulsar una nave espacial. Su agujero negro ideal tendría una masa de un millón de toneladas , y mediría alrededor de una milésima del tamaño de un protón.
Para crear un agujero negro, Crane y Westmoreland imaginaron una emisión masiva de rayos láseres gamma en el espacio, alimentado por miles de kilómetros cuadrados de paneles solares. Después de cargarse durante unos pocos años, este láser liberaría la energía acumulada equivalente a un millón de toneladas de masa en una cáscara esférica de convergencia de los fotones. Como la cáscara se derrumba sobre sí misma, la energía se vuelve tan densa que su propia gravedad se enfoca hacia abajo a un solo punto y formando un agujero negro.
El agujero negro de inmediato comenzará a vomitar toda la energía que comprimió para formarse. Para aprovechar esa energía y propulsar una nave espacial, el agujero negro podría ser colocado en el centro de un espejo parabólico de electrones de gas que refleje toda la energía irradiada por la parte trasera de la nave, impulsandola hacia adelante.
Dicho agujero negro fácilmente podría acelerar la nave cerca de la velocidad de la luz, la apertura del cosmos a los viajeros humanos, pero eso es sólo el principio. El micro-agujero negro también podría ser utilizado como un generador de energía capaz de transformar cualquier objeto directamente en energía. Esta energía puede ser utilizada para crear nuevos agujeros negro y generar nuevas energías. Obviamente, la creación y el aprovechamiento de agujeros negros no es una empresa fácil, pero es físicamente posible, por lo que merece la pena seguir con las investigaciones, ya que permite un destino completamente diferente y mucho más amplio para la raza humana. No debemos subestimar el ingenio de los ingenieros del futuro.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar