¿Viajaremos más rápido que la luz?

28 de octubre de 2009

Uno de los postulados de la Teoría General de la Relatividad dice que nada puede viajar más rápido que la luz. Pero de manos de la producción televisiva Star Trek , se propuso un método para poder violar esta ley. Consistía en utilizar un motor de curvatura, un mecanismo que conseguía mover el espacio-tiempo expandiéndolo y contrayéndolo sin límite de velocidad, lo que permitiría viajar más rápido que la luz. En 1.994, el físico mexicano Miguel Alcubierre, aprovechando la flexibilidad de la geometría del espacio-tiempo, que se curva en presencia de materia, diseñó teóricamente una burbuja cuyas paredes, compuestas de materia "exótica", producen una contracción del espacio-tiempo en la proa y una dilatación en la popa similares a una ola en el mar. Una nave dentro de la burbuja alcanzaría su destino "sin moverse", igual que un surfista situado sobre la cresta no ejerce un movimiento propio pero alcanza la orilla gracias al de la ola.

Pero un estudio del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) demuestra que esta teoría no es factible. Carlos Barceló, uno de los autores de este trabajo, explica que las paredes de la burbuja se comportan como un horizonte blanco (la proa de la nave recibiría todas las señales) y como un horizonte negro (en la popa no recibiría ninguna señal ya que se traslada a mayor velocidad que la luz). Las fluctuaciones cuánticas que se crearían en esta situación entre ambos horizontes tendrían consecuencias catastróficas para la nave.


Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar