El primer planeta rocoso fuera del Sistema Solar, identificado por el satélite 'Corot'

22 de septiembre de 2009

Francesco Pepe, investigador del Observatorio Astronómico de la Universidad de Ginebra y uno de los coautores del descubrimiento del planeta Corot-7b, expuso en el congreso "Pathways 2009, Caminos hacia planetas habitables" las características de este hallazgo. Corot-7b es un planeta rocoso, el primero localizado fuera del Sistema Solar. Pero ello no quiere decir que pueda albergar vida. De hecho, este exoplaneta muestra siempre la misma cara hacia su estrella, alcanzando en dicha superficie una temperatura de 2.000-3.000 grados centígrados y el lado oscuro, muy frío, alcanza sólo 223 grados centígrados bajo cero. Con una densidad parecida a la terrestre, su diámetro es cinco veces superior por lo que se le ha apodado "supertierra". Corot-7b se encuentra a 2,5 millones de kilómetros de su estrella y orbita cada 20.4 horas. Se encuentra a unos 500 años-luz en la constelación de Monoceros. Este descubrimiento incita a los científicos a seguir buscando exoplanetas, pero esta vez situados en las zonas habitables, es decir, aquellas zonas respecto a sus estrellas que permiten la vida.

Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar