Hallan el eslabón perdido en la evolución de los púlsares más veloces.

6 de julio de 2009

Los púlsares son los remanentes de estrellas masivas que estallaron como supernovas. Suelen rotar a gran velocidad, llegando a girar sobre sí mismas unas pocas docenas de veces por segundo. Mientras rotan, generan potentes campos magnéticos y ondas de radio detectables desde la Tierra.

Pero se han observado algunos púlsares que giran centenares de veces por segundo. Teóricamente, esta rápida rotación podría ser causada por una estrella compañera que desprende su materia sobre el púlsar y lo hace girar más rápido. Tras varios años de estudio, se ha localizado un sistema binario de este tipo llamado J1023, que gira 592 veces por segundo, y que cumple todas las predicciones planteadas.


Más información en el enlace.

Comparte esta entrada

votar